Harley Quinn ha vuelto. Después del gran recibimiento que tuvo el personaje en su primera aparición en acción real en Escuadrón Suicida (David Ayer, 2016), vuelve en una película “en solitario” acompañada de las Aves de presa, un grupo de superheroínas que dará mucho que hablar. Creadas por Chuck Dixon, Jordan B. Gorfinkel y Gary Frank en un cómic especial en 1995 títulado Black Canary/Oracle: Birds of Prey, supondría una primera colaboración entre las dos superheroínas que, posteriormente, se convertiría en serie regular, y a la que iría añadiendo personajes como La Cazadora, Spoiler, o Katana, entre otras.

La película, protagonizada por Harley Quinn (quien nunca ha tenido un papel activo dentro del grupo en los cómics, ya que está formado unicamente por personajes “buenos”), se estrenó en España el pasado 7 de febrero. Margot Robbie lleva la batuta acompañada de Jurnee Smollett-Bell (Canario Negro), Mary Elizabeth Winstead (La Cazadora), Rosie Perez (Renée Montoya), Ella Jay Basco (Cassandra Cain), Ewan McGregor (Máscara Negra) y Chris Messina (Victor Szasz).

Esta reseña está completamente LIBRE DE SPOILERS.

Birds-of-Prey-aves-de-presa-fantabulosa-emancipacion-harley-quinn-dc-comics-margot-robbie-joker-batman-6

Las “Aves de Presa”

No le descubro a nadie nada si digo que uno de los principales problemas de la película es que se titule Aves de Presa cuando el protagonismo recae sobre Harley Quinn, quien no ha pertenecido nunca a un grupo de superheroinas (ni lo ha querido). Quizás había otras agrupaciones (Gotham City Sirens, por ejemplo) donde sí hubiese tenido cabida el personaje de Robbie sin desvirtuar el material original. Dicho esto: agradezco que hayan elegido a las Aves de presa. Tal y como está la industria hoy en día, veo menos probable que hubiesemos tenido una película en solitario de Canario Negro o de la Cazadora… Hasta ahora.

Y, seamos sinceros, a los espectadores (y al estudio) le interesa más un personaje popular, como puede ser Catwoman o Hiedra Venenosa (en el caso de adaptar Gotham City Sirens), que estas desconocidas de segunda que suelen salir de acompañantes en los cómics. Sin esta Aves de presa, no hubiesemos tenido (espero) una película de Canario Negro, o un futuro spin-off con las Aves en solitario.

Sí, puede que la película no sea 100% comic accurate, ni en el estilismo, ni en muchos aspectos, pero VEMOS a los personajes. Canario Negro, una de las más criticadas por el cambio racial que había sufrido en el casting, se come la pantalla cada vez que sale en ella, y demuestra de nuevo que no es tanto una cuestión de piel, sino de entender al personaje. Sin duda, una de las que han salido más reforzadas del film. Algo similar diría que ocurre con La Cazadora, en menor medida, pero que invita a querer explorar más del personaje. Pocos minutos en pantalla, gran presencia; le espera un gran futuro por delante.

Mención aparte merece Cassandra Cain, no solo un desperdicio de personaje que podrían haberse guardado perfectamente para el futuro, sino que simplemente aporta tan poco a la trama que podría haber sido la hiena Bruce quien hubiese adoptado su papel. Lamentable, en este caso, haber gastado el cartucho. Pero bueno, mejores tiempos vendrán, y con ellos, nuevos personajes o situaciones, o reboots. Tiempo al tiempo.

Birds-of-Prey-aves-de-presa-fantabulosa-emancipacion-harley-quinn-dc-comics-margot-robbie-joker-batman-5

Los villanos

Margot Robbie es más Harley Quinn de lo que ha sido nunca Harley Quinn. A pesar de ser uno de los elementos mejor valorados de Escuadrón Suicida, consiguen crear un nuevo personaje reciclando los elementos vistos anteriormente para ofrecernos algo completamente nuevo. No trata de convertirse en la Deadpool de DC (incluso yo diría que es más gamberra), pero se nota el tono socarrón. Además, mención especial a los outfits que lleva a lo largo de la película; de diez. Al final, para las Aves de presa, Harley Quinn no es más que un reclamo.

La elección de Ewan McGregor como Máscara Negra aseguraba unos mínimos de calidad… cumplidos con creces. No podíamos esperar, dentro del universo Escuadrón Suicida que mantiene el film, que el mafioso fuese alguien completamente ajeno al look general de la cinta. Consigue, bajo mi punto de vista, aportar esa inquietud sobre cual va a ser el siguiente paso del villano de la película. Eso sí, de la máscara, poco o nada.

En cuanto a Victor Szasz… Igualmente criticado, igualmente acertado. El personaje cumple su rol de villano secundario (al igual que en los cómics) como un obsesivo que disfruta con las muertes y que siente la necesidad de marcar su cuerpo con cada vida que quita.

Birds-of-Prey-aves-de-presa-fantabulosa-emancipacion-harley-quinn-dc-comics-margot-robbie-joker-batman-2

Conclusión

¿Es Aves de presa (y Harley Quinn) una buena película? Ni es cercana al cómic, ni tiene una buena estructura narrativa (practicamente todo el segundo acto se hace pesadísimo), ni ofrece nada más allá del puro entretenimento. Pero es que quizás nuestra perspectiva fuese que esperábamos todo eso de ella, y nos han dado un producto confuso, parcheado, y con muchos fallos.

Birds-of-Prey-aves-de-presa-fantabulosa-emancipacion-harley-quinn-dc-comics-margot-robbie-joker-batman-3

Pero, bajo mi punto de vista, Aves de presa es una buena película. Porque presenta a un grupo de chicas dispuestas a patearle la cara a quien haga falta. Porque nos presenta personajes con un futuro inmenso dentro del futuro DC, y nos da esperanza. Porque consigue crear unas escenas de acción espectaculares. Porque te hace reir. Porque te hace amar aún más a Harley. Y sí, porque, justamente, entretiene.

Por cierto, ni rastro del Joker 😉

¡Compártelo!
Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)

Deja una respuesta

Cerrar menú