Batman, un personaje con un pasado relacionado con el ámbito de las artes marciales y de las artes ninja, se tropieza con unos seres extravagantes y verdes. Donatello, Michelangelo, Raphael y Leonardo, cuatro fantásticos guardianes de la noche, se encuentran con un misterioso justiciero nocturno con capa y antifaz.

¿Y qué puede salir de todo esto?

Pues de todo, y como siempre, antes de hacer preguntas, ya se están dando de leches. Hasta que, a medida que avanza el relato, descubrimos que las Tortugas Ninja están en Gotham, han viajado a través de un portal abierto por Crank al universo de Batman. El hombre murciélago los confunde con villanos, Shredder haciendo de las suyas en esta nueva ciudad para levantar un nuevo imperio, y ya está el lío montado.

Entre los buenos recuerdos de mi infancia están las películas y la serie de Batman de los años 90. Hablo de las adaptaciones de Tim Burton y Joel Schumacher, junto a la serie animada de Batman de 1992. También en mi memoria sigue viviendo la serie de las Tortugas Ninja de 1987. Así que cuando leí que semejante fusión como “Batman y las Tortugas Ninja” existía, quería leerlo. Quizás, demasiada expectación para lo que ahora he descubierto. No sé si, efectivamente, mis expectativas eran demasiado altas, pero este crossover me ha dejado un sabor agridulce. Recuerdo que alguien una vez me dijo que es mejor tener grandes ilusiones que crearse grandes expectativas. Y ahora entiendo a lo que se refería. He de decir que no opino que sea un mal trabajo, pero no es lo que me esperaba, y por ello, debo argumentarlo elocuentemente.

Empecemos por la portada

Realizada por el mismo dibujante del cómic, Freddie E Williams II. Cuando la vi quedé maravillado. Es importante remarcar, cómo capta la esencia de la personalidad de Raph y la serenidad y buen juicio de Leo. En cuanto a Donnie, lo vemos representado con un gadget luminoso a la espalda. Con respecto a Mike, aunque peor caracterizado, lo vemos a su bola, como siempre. Igual, el gran colectivo fan de Mike (yo también lo adoro) pueda estar un poco en contra de la apreciación y de su menor importancia, pero vaya, mi Tortuga Ninja favorita es Raph. Y su imagen delante de Batman, es brutal.

¿Qué pasa con Batsy?

Bien, mola por si solo, lo dibujen cómo lo dibujen. Eso sí, podemos ver cómo los guantes recuerdan mucho a los de la época Burton en la gran pantalla, o incluso las armaduras de las muñecas de Shredder. Pues bien, todo esto se esfuma, a mi ver, cuando avanzamos en las páginas, puesto que Batman sigue pareciéndome poco real para ser Batman y el dibujo en general, excepto en el caso de las tortugas, es poco ajustado. En cuanto a la definición de los músculos, a veces desfasados, unos y otros, Batman, los villanos o incluso las Tortugas.

En cuanto a la historia, creo que, en gran parte es predecible, excepto hacia el final del tomo, tratándose de Tynion IV, esperaba mucho más, pero quizás no es culpa suya y es debido a mis altas expectativas. Hay una condición de tiempo en todo el documento que hace que la historia se atropelle. Quizás la necesidad de las tortugas por escapar de Gotham y volver a su universo, razón que creo que, aunque es muy acertada por parte del guionista, es a la vez la que condiciona la previsibilidad del relato. En cualquier caso, aunque me mostré algo irritado al principio, en cuanto avanzaron las cosas me fui sintiendo más cómodo con la historia, más ilusionado y creo que al final, me ha convencido.

Conclusión

Por último, hay que decir que, aunque no considero “Batman y las Tortugas Ninja” de lo mejor que he leído, no digo que no me haya gustado. Al fin y al cabo, consigue reunir una serie de situaciones entre los protagonistas que te hace valorarlo, ya que todos hemos fantaseado con reunir a dos o más de nuestros personajes favoritos de diferentes cómics en una misma situación y que se conozcan, ver cómo reaccionarían, etc. Para mí, ha faltado un poco del Batman profundo, preguntándose por lo correcto. También de su juicio siempre en tela de juicio (valga la redundancia), de su conciencia. en definitiva, esas cosas que te llevan a leer y leer, aunque se trate de bocadillos inacabables.

ECC Ediciones, 6 grapas en un tomo recopilatorio, 144 páginas a color, 13’95€.

¡Compártelo!
Batman y las Tortugas Ninja

Deja una respuesta