Aunque tendamos a imaginarnos que somos dueños de nuestro propio destino, la triste realidad es que, poco a poco, nos dirigimos hacia el final. No existe otro camino más que hacia adelante, día a día, minuto a minuto. En Cieloalto, los “permanentes” designan su edad dependiendo del sector de la ciudad en el que se encuentran. Un paso más allá, y desapareceran por siempre. Así que, en teoría, son inmortales, ya que ¿quién querría cruzar hacia su propia muerte?

Cieloalto es un cómic de Diego Agrimbau y Pietro, publicado originariamente en la revista Fierro entre 2011 y 2012 (una revista argentina que dejó de editarse en abril de 2019), y posteriormente complicado en la editorial Aguanegra. A España nos llega de la mano de Grafito Editorial, de quien ya os hemos hablado de algunas de sus historias, como Descorazonada, Hedy Lamarr o Mies.

La historia de Cieloalto

CIELO-ALTO-AGRIMBAU-PIETRO-GRAFITO-RESEÑA-COMIC-1

El cómic nos cuenta la historia de Javier Dosaires, un niño que nace en la ciudad de Cieloalto y que, al llegar a determinada edad, pasará las pruebas para conocer si es un permanente, o un caminante. La ciudad, dividida en sectores, provocará que vaya envejeciendo a medida que avanza por ella, o viceversa. Al final de “su vida”, si cruza la línea, se encontrará con la nada.

Al estar sujetos a su lugar de nacimiento, los habitantes de Cieloalto tienen franjas de edad muy diversa. Patente queda cuando, a la hora de ir al colegio, hay adultos con 60 años al lado de niños pequeños. O, en el momento en el que Javier Dosaires hace un amigo y descubre que, al vivir en otro sector, nunca podrán parecer que tienen la misma edad.

CIELO-ALTO-AGRIMBAU-PIETRO-GRAFITO-RESEÑA-COMIC-2

La premisa es interesante, y Agrimbau sabe ir introduciendo pequeños detalles que no saturan el mundo. Quizás el único “problema” (así, entre comillas), es la necesidad de crear un conflicto. Cieloalto sabía valerse por si mismo sin necesidad de drama colectivo. La inmortalidad se paga con la eternidad, y por tanto, quizás la historia no debería haber sido “finita”.

Otro elemento destacable de la historia son los diálogos. Una de las cosas más complicadas a la hora de escribir cualquier tipo de ficción es la de crear conversaciones que no suenen forzadas, o que no sirvan exclusivamente como escaparate informativo. Agrimbau consigue un equilibrio que funciona muy bien, y se nota.

El estilo de dibujo de Pietro

CIELO-ALTO-AGRIMBAU-PIETRO-GRAFITO-RESEÑA-COMIC-3

Por lo que respecta al dibujo, es destacable la labor que hace Pietro especialmente en la concepción de personajes. Cualquiera que aparezca en la obra está sujeto a los cambios del espacio en el que se encuentre, y ser capaz de diferenciarlos de forma sencilla no resulta fácil.

Además, el entorno de Cieloalto resulta hipnótico e interesantísimo por los pequeños detalles que encuentras fijándote bien. Pietro consigue darle a la ciudad su propia personalidad y convertirla en un personaje más al servicio de la historia, que cambia, evoluciona y se desvirtúa con la propia historia. Además, usando el recurso de la edad del protagonista, es sencillo descubrir en que parte de Cieloalto se encuentra, y por lo tanto, muy fácil ubicarse espacialmente.

CIELO-ALTO-AGRIMBAU-PIETRO-GRAFITO-RESEÑA-COMIC-4

Mezclando todos estos elementos y volcándolos sobre papel satinado a todo color nos da como resultado una obra de un alto nivel, que se lee del tirón y con un dibujo que se disfruta.

Y sí, está muy bien leer cómics de superhéroes, independientes americanos, o BD, pero apoyemos un poco más al cómic hispano (bien de la península, bien del otro lado del charco). Hay miles de historias por descubrir, y seguro que hay una, especialmente, para tí. Busca, informate, preguntale a tu librero; opciones hay, y puede ser que descubras cómics que no habías pensado leer.

Grafito Editorial, 88 páginas, color, 16€

¡Compártelo!
Cieloalto, de Agrimbau y Pietro – Reseña

Deja una respuesta