Emma no está en su mejor momento. No es un resfriado, una otitis terrible ni una enfermedad con un nombre extraño y exótico sino un corazón roto… algo que duele más. Atrapada entre las paredes de su cuarto se niega a salir de la cama, no tiene la energía ni las ganas para moverse de ella (y puedo llegar a entenderla). Ante la insistencia de su compañero de piso y amigo, y tras un momento a lo Britney 2007, accede a salir a airearse para dejar de parecer una muerta.

Britney 2007 shaving

Que las rupturas son una mierda no es algo que me pille por sorpresa, en momentos así todos desearíamos no habernos enamorado o directamente no tener corazón. Lo único que nos diferencia de Emma es que su deseo llega a cumplirse cuando un desconocido la escucha mientras sale a un callejón cuando necesita un momento a solas. Este, a quien conoceremos como Bob, le ofrece algo sencillo: su corazón a cambio de no seguir sintiendo el dolor que sufre. Casi al momento nuestra protagonista se da cuenta del terrible error que ha cometido al acceder a ese tipo de trato con Bob (¿Por qué los demonios siempre son rubios? Probablemente tenga demasiado fresco el recuerdo de Lucifer como David Bowie en Sandman) y comprende que recuperarlo no será tan fácil como soltar cuatro tacos y desearlo.  Probablemente ‘cuidado con lo que deseas’ era algo menos comercial pero también nos habría servido para titular esta historia.

descorazonada comic

El corazón de Emma está partido en seis trozos y desperdigado por todo el continente americano. Como acaba en esta división, y toda la mecánica del mercado ilegal de corazones y sus partes, que me parece más cercana a los horrocruxes (me niego a pensar que es una casualidad) es algo que se obvia, pero al final es algo que incluso llegamos a perdonar mientras leemos como los va recuperando ya sea haciendo uso de su incipiente labia o la fuerza. La premisa no es desconocida. Por suerte Kelly Thompson utiliza estas omisiones para tomar fuerza y centrar la acción del guión en el personaje principal y su desarrollo, posibilitando que el lector viaje junto a Emma a medida que va recuperando cachito a cachito. Me gusta Kelly Thompson, no creo que sea necesario mentir o irme por las ramas. Es la autora de una etapa genial en Ojo de Halcón, ahora mismo está siendo laureada por la nueva grapa mensual de nuestra querida Capitana Marvel (a la que yo también me he subido) y podría seguir. La familiaridad con la que nos acerca a esta historia es uno de sus puntos fuertes, de esta manera introduce temas que forman parte de su sello como es el feminismo.

descorazonada comic

Descorazonada tiene todo lo que me gusta en una historia: humor, un dibujo bonito (amerimanga), gatos y una trama que aparentemente es muy ligera pero que te acaba golpeando y dejando triste y pensativa durante días. Kelly Thompson y Meredith McClaren nos traen un slice of life que casi podría ser considerado mágico donde también hay lugar para la crudeza, la perdida (pero también su aceptación) y la soledad. El diseño de personajes de McClaren es novedoso y rompe con lo que estamos acostumbradas, algo que resulta refrescante, mientras que los estados de ánimo de los personajes influyen junto a pequeñas sutilezas en la paleta de cada página que irá de tonos más grises a otros más llamativos en esta breve pero intensa historia.

Una lectura tan deprimente como estimulante con un lugar reservado en los corazones (con más o menos partes) de aquellos que decidan adentrarse en sus páginas.

160 páginas a color y rústica por 16 euros, Grafito Editorial.

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
Descorazonada

Deja una respuesta