Si, Freezer. No, no no tiene nada que ver con bolas ni dragones. Veronica Carratello, Veci,  escribe y dibuja este cómic cotidiano con unos pequeños giros. Los Robinson son una familia típica, pero tampoco mucho. El núcleo familiar cuenta con nuestra protagonista Mina, sus padres y su hermano pero también su tío y abuela. Y no nos podemos olvidar de las apariciones estelares del gato Kafka, que hace en ocasiones demasiado honor a su nombre. Ay amigos vaya familia, cada cual más peculiar que el anterior ¿pero no lo son todas?

Esta es una historia de crecer, de Mina esperando su menstruación a veces parece que con expectación y ganas de saber que vendrá después y otras intentando huir de ella. Pero la adolescencia es un poco así. Es querer que venga ya lo siguiente y a la vez tener miedo del qué pasará. Son los adultos no te entendiéndote, pero también es no saber cómo gestionar las relaciones con los compañeros de clase, ni con gente de tu edad en general. Es que te obliguen a hacer cosas que no te apetecen y que a veces la convivencia se te haga cuesta arriba. Sin duda la autora italiana retrata estos aspectos tan típicos de esa etapa vital.

Es tan solo una historia de una familia y su viaje en caravana pero ¡que no os engañe! No es sólo eso. Aunque suene a la más absoluta normalidad, Veci introducen unos inesperados giros en la historia que te mantienen con los ojos abiertos y pegados a las páginas. Estos giros, no tan típicos como todo lo demás, tienen un aire siniestro que da chispa a la historia haciendo que no sea un slice of life más.

El arte es otra de las cosas que me hizo seguir leyendo e incluso investigar para encontrar más obras de la autora. El dibujo es bastante resolutivo aunque a veces se luce con composiciones de página y recursos narrativos más elaborados y logrados. Lo que destaca sin duda es la bonita paleta de color elegida y lo bien que la ejecuta Veronica.

Honestamente, me declaro culpable de comprar este cómic por la portada. Pero para mi ha sido un gran hallazgo. Llegué por la portada y me quedé por la pobre Mina y su menstruación, además de por los preciosos colores que inundan todas las páginas.

Podéis leer las primeras páginas gracias a la editorial aquí.

Freezer, rústica con solapas, 148 a color (bonito, bonito), de Ediciones La Cúpula, lo podéis encontrar en su página web o en vuestra librería de confianza.

 

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
Freezer

Deja una respuesta