Imbatible: justicia y verduras frescas no es otra historia más de metaficción. Imbatible no trata de relacionarse con el lector, ni apelar a él, ni llamar su atención. Su “estilo” va más allá. De alguna forma podríamos relacionarlo con Flex Mentallo y su capacidad para ser consciente de quién es, dónde está, y de donde viene, pero de nuevo, Imbatible da un paso más: no respeta ninguna de las normas básicas del cómic.

Pascal Jousselin es un autor francés de bandé dessinée (BD) que venía de publicar algunas obras propias (Les aventures de Michel Swig, Somewhere Else, Colt Bingers l’insoumis), pero que da por primera vez el salto al mercado internacional con este nuevo cómic. ¿Por qué? ¿Qué tiene de especial este nuevo “superhéroe”, gordo y bajito, que se dedica a tareas cotidianas mientras, de página en página, salva el mundo? Jousselin ya había coqueteado en cierta forma con la metaficción en sus sketches dentro de la revista co-editada junto con otros dibujantes L’Atelier Mastodonte, utilizándose a sí mismo como elemento autoreferencial, pero nunca de forma tan brillante como ocurre aquí.

Imbatible: justicia y verduras frescas

Así pues, el cómic nos cuenta la historia de Imbatible, un extraño personaje empeñado en hacer el bien que es capaz de hacer cosas imposibles, sin ninguna explicación para el resto de personajes, excepto para nosotros, lectores, que lo vemos desde fuera. ¿Cómo lo hace? Porqué Imbatible es consciente de que es un personaje de cómic, y por lo tanto, es capaz de moverse entre viñetas. De esta forma tan original será capaz de viajar largas distancias, detener al más rápido ladrón, o coger al gato atrapado en lo alto de un árbol.

Sketches de una sola página al principio, historias más elaboradas más adelante, este primer tomo nos adelanta no solo el uso de las habilidades de Imbatible, sino también todo un conjunto de héroes, villanos, aprendices y secuaces que encubran si más cabe la obra. Todos, absolutamente todos los personajes que tienen algún tipo de “habilidad”, están subordinados a la metaficción del cómic.

Además, el autor consigue que empaticemos muy rápido con todos estos secundarios, utilizando la brevedad de las historias para demostrarnos, mediante la repetición, su carácter y su forma de ser. Y aunque en un principio estos no irán más allá del alcalde o el policía, pronto se atreve a introducir nuevas “habilidades” que asombran y divierten a partes iguales. Tampoco os queremos desvelar más; si supieses el resultado, el truco no tendría gracia.

Jousselin, por tanto, se esfuerza en ofrecer algo nuevo con cada historieta, y posiblemente lo más sorprendente es que consiga engañar al lector tan fácilmente. Más de una sonrisa se me ha escapado al leerlo, y no he podido evitar reírme al volver la vista atrás. Original, fresco, y diferente; Imbatible: justicia y verduras frescas es ideal para lectores de todo tipo (siempre que conozcan las normas básicas del cómic). Nuevas aventuras, nuevos enemigos, nuevas formas de resolverlo: cada página es un mundo nuevo.

Imbatible: justicia y verduras frescas

El estilo de dibujo, muy cercando a la línea clara tan característica del cómic franco-belga, sirve sin más pretensiones para narrar la historia. El ejercicio narrativo, eso sí, obliga al autor a medir milimétricamente la forma de contar la historia. Y es que la propia distribución de viñetas influye en el resultado de la misma, y viceversa. No se trata solo de encontrar dinamismo, sino también de cuadrarlo todo. Toda esta planificación, sin embargo, se aprecia con el paso de las páginas. Este es un cómic hecho con mucho cariño, respecto, y con trabajo detrás. Es fácil tener una buena idea; lo verdaderamente difícil es ejecutarla de forma brillante.

Imbatible no es otra historia más de metaficción. Tampoco es una historia de superhéroes. Nuestro personaje, como bien dice su título, es capaz tanto de conseguir la justicia como de ir a comprar su ración diaria de verduras frescas. Y quizá por eso sea tan especial.

De momento en su edición original hay publicado un segundo tomo del que esperamos tener noticias por aquí más pronto que tarde. Mientras tanto, no puedo hacer nada más que recomendar a todo el mundo, adultos o pequeños, iniciados o no, que lean Imbatible: justicia y verduras frescas. No creo que se arrepientan.

Editorial Base, 48 páginas (que dan para lecturas y relecturas), tapa dura, 14€.

¡Compártelo!
Imbatible: Justicia y verduras frescas

Deja una respuesta