Joker es el gran villano del mundo superheróico. Con los más de 80 años de historia a sus espaldas, ha conseguido no solo ser la principal némesis del hombre murciélago, sino adquirir un imaginario propio en la cultura popular al que muchos aspiran.

Por tanto, no es de extrañar que diferentes artistas, a lo largo de su historia, hayan tratado de acercarse de una u otra forma a la figura del príncipe payaso del crimen. Desde La broma asesina, El hombre que ríe Joker de Azzarello y Bermejo, pasando por su propia serie regular a mediados de la década de los 70 (que, además, ahora va a relanzar Tynion IV), o a apariciones estelares en cualquiera de las series del cruzado de la capa. Desde luego, toda una vida que podéis consultar en nuestra guía visual del Joker.

joker-carpenter-año-villano-reseña-comic-4

Por eso, cuando anunciaron El año del villano, con números autoconclusivos dedicados a los principales malvados del universo DC, había cierto recelo con lo que pasaría con Joker. Sin embargo, la llegada al equipo creativo de John Carpenter lo cambió todo.

Carpenter es un director de cine estadounidense, conocido en el género del terror especialmente en las décadas de los 70 y 80. Suyas son cintas como Halloween, La Niebla o La Cosa, grandes éxitos del cine comercial que le convirtieron en uno de los principales referentes terroríficos.

El cómic nos cuenta la historia de Jeremy, un secuaz del Joker atrapado con él en Arkham que le acompañará la noche en que consiguen escapar del manicomio. A través de diferentes situaciones en las que recorreremos Gotham y parte de sus personajes, Jeremy, el 6 de corazones, “De” para abreviar, empezará abrazando la locura de su amo… Pero quizás se de cuenta de que el Joker no está tan loco como parece.

joker-carpenter-año-villano-reseña-comic-3

Carpenter firma el guion junto a Anthony Burch, quien debuta también en el Universo DC con esta historia. Ambos consiguen crear un cómic que, aunque no brille por ofrecernos nada novedoso, consigue hacer una historia entretenida en la que el lector consiga meterme en la piel del Joker.

Aunque encontramos ciertas semejanzas con el Joker de Azzarello y Bermejo, especialmente en el personaje de acompañante a través del que se nos cuenta la historia. Probablemente, porque es mucho más fácil ver a alguien completamente desquiciado desde fuera que desde la propia psicosis de Joker.

Así, Joker se nos presenta como alguien muy turbio, especialmente por sus actos. Burch y Carpenter no solo saben captar lo impredecible del personaje, sino su relación con Batman en una sola escena, hacía el final del cómic, de las que pone los pelos de punta.

joker-carpenter-año-villano-reseña-comic-2

El dibujo del artista Philip Tan consigue, especialmente con las expresiones faciales, transmitir todos esos espectros de la locura de los que hacen gala los protagonistas. Además, crea unas composiciones de páginas (atentos a la escena del helado) en las que se atreve a innovar.

Mención aparte el color de Jay David Ramos, especialmente con esos contrastes tan marcados con el entintado del numeroso elenco de artistas que ha participado en el cómic (Marc Deering, Danny Miki, Jonathan Glapion y el propio Tan).

joker-carpenter-año-villano-reseña-comic

La historia de Joker, de John Carpenter, Anthony Burch y Philip Tan, disponible en una grapa doble (junto a una historia de Black Adam), por 4’95€, o en solitario en una edición cartoné a 12’95€.

¡Compártelo!
John Carpenter’s Joker

Deja una respuesta