Entrevistamos a José Fonollosa en el stand de Grafito Editorial con motivo del lanzamiento del segundo tomo de Vampi, ‘Cuéntame un cuento’, de la que podéis leer la reseña del primer tomo aquí, y adquirirlo a través de la web de la editorial tanto del primer tomo como del segundo.

¿Cómo y desde cuándo nace tu pasión por el dibujo?

Pues supongo que me pasó como a todos los niños; empecé a dibujar antes que a escribir, y luego no puedes parar, hasta que al final llega un momento en el que piensas intentar ganarte la vida con esto.

¿Qué tipo de formación tienes en dibujo accediste a alguna titulación oficial, o has sido más bien alguien autodidacta?

Toda mi formación ha sido autodidacta, aunque siempre me voy a arrepentir de no haber dado el paso de estudiar Bellas Artes, porque quieras o no eso te abre muchos campos y te quita muchos miedos. Pero no, al final ha sido todo ir aprendiendo sobre la marcha.

En Vampi, vemos historias cortas, (que nos presentan a una pequeña vampiresa apasionada de los libros) la mayoría autoconclusivas y de una sola página ¿crees que es más difícil narrar una historieta corta frente a otra de mayor extensión?

No es ni más difícil ni menos, es simplemente tener el chip de pensar en un gag bueno; lo positivo que tiene una historieta de una sola página es (y esto creo que lo decía Ibañez): con que funcione la última viñeta ya tienes la mitad del trabajo hecho.

En una historia más larga pues hay que darle más vueltas, que vayan habiendo giros en el guion, ese tipo de cosas para mantener el interés del lector.

¿El estilo del guion es muy diferente al ir enfocado a un público infantil?

Hay temas que no tocas, lógicamente, pero la mayor complicación que yo le veo es que hay que calentarse más la cabeza para que el lector lo entienda lo mejor posible, no poner impedimentos.

Para un lector adulto puedes dar por hecho otras cosas, como por ejemplo que entienda elipsis en los textos o el transcurso de varios días de una viñeta a otra. Estos conceptos para un niño suele resultar más difícil. Bueno, ha sido un proyecto que empezó casi de casualidad, y está muy bien porque he visto que tiene su público, que ha gustado, que ha conectado con cierto tipo de lector. Además, el rango de edad de los lectores es amplia ya que lo leen tanto niños y como padres y madres, que es lo que yo buscaba.

¿Qué sientes después de tantos años a cargo de esta vampiresa, primero a través de la revista “Camacuc” y ahora con esta publicación a cargo de Grafito?

Bueno, ha sido un proyecto que empezó casi de casualidad, y está muy bien porque he visto que tiene su público, que ha gustado, que ha conectado con cierto tipo de lector. Además, el rango de edad de los lectores se amplia ya que lo leen tanto niños y como padres y madres, que es lo que yo buscaba.

El referente antes de empezar esta obra era “Asterix y Obelix” o “Los Pitufos”, tebeos que si los lees de niño te ríes y entiendes un determinado número de cosas, pero que luego cuando los lees de adulto eres capaz de darle nuevas lecturas.

¿Tienes ya alguna idea para tu próximo proyecto? ¿Podrías contarnos algo?

Ahora mismo no tengo ninguno claro, sigo con Vampi, creando nuevas historias al ser una serie abierta. Por otro lado, (lo que nos suele pasar a todos los autores), tienes tres o cuatro proyectos dando vueltas que cuando tienes un rato reenganchas, pero por ahora nada claro.

Como artista ¿cuáles son tus referentes?

Pues, yo creo que Jan (eso sí, sin buscarlo) pero me doy cuenta que mi manera de contar…suda Jan, y tampoco he sido un seguidor exagerado y que tenga toda su obra, pero igual leí sus comics de Superlópez en el momento oportuno y se me quedó enganchado y hasta hoy.

¿Cuál es el último cómic que has leído y te ha gustado?

Pues, ahora mismo he cogido “Desierto de metal” para leerlo en el tren y la verdad es que está muy interesante, es una apuesta muy arriesgada de ciencia ficción extraña, aun no sé cómo acaba pero de momento me parece muy interesante.

Y por otro lado un recopilatorio de Panini, “Los enemigos de Spider-man”, pero no los enemigos primera fila sino los perdedores, Boomerang, Zumbador y de ese estilo que me resultó una serie muy entretenida desde el punto de vista diferente.

¡Compártelo!
José Fonollosa – Entrevista

Deja una respuesta