El Juez Dreed para mi siempre ha sido un personaje mítico del cómic y de la cultura pop. Desde sus películas a cómics antiguos. Me lo había imaginado como el típico tipo duro y serio que hace el bien en un mundo corrupto, un antihéroe en toda regla. Así que cuando me encontré con un cómic de este hombre de acción, con Ronald McDonald (no es mentira, os lo juro) tratando de comérselo en la portada, no dude un segundo en cogerlo.

He de decir que al principio tenia miedo, porque era la primera historia como tal que leía de este personaje. Había visto las películas y leído alguna que otra historia pero sin mucho interés. Pero si tengo una debilidad por algo, es por las historias arriesgadas y que se salen de la norma. Y con esta he acertado de lleno por muchos motivos.

Vale aquí se supone que os tengo que explicar el argumento y que os lo toméis enserio, deseadme suerte.

Para poner un poco de contexto, los primeros números del Juez Dredd eran historias autoconclusivas y casos cortos, con la única continuidad del protagonista. Si que había tenido tramas y series largas, pero no fue hasta esta donde todo su universo se expandió y conocimos de verdad al Juez Dredd.

Un antiguo compañero del Juez es infectado por un virus conocido como “la plaga”, el cual, vuelve violentos a los infectados (como zombies). El Juez Dredd deberá ir hasta la desconocida para el lector, Mega City 2 con la vacuna, y salvar a todos los infectados. Pero para ello, deberá pasar por la tierra maldita. Y os preguntareis, porque esta tierra esta “maldita”? Bueno, esto es lo más difícil (y mas divertido) de explicar. Hace mucho tiempo hubo una guerra entre McDonald, Burger King y KFC, entre otras marcas (Os juro que es cierto), esto devasto toda la zona y provoco que se llenara de bandidos, piratas, monstruos enormes y animales parlantes. Además de muchas mas sorpresas y misterios que deberá enfrentarse nuestro querido Juez Dredd.

Por otra parte el Juez no estará solo en esta aventura al infierno de la comida basura. Primero de todo ira acompañado de un par de jueces profesionales, robots de guerra y “The Killdozer” una maquina de matar a cuatro ruedas. Pero los secundarios más interesantes, (y mis favoritos) aparecerán mas adelante. Por un lado tenemos a Spikes, un criminal rebelde de poca monta, que se vera obligado a acompañar al Juez. Por otro lado esta Tweak, un oso hormiguero humanoide, con su propia cruzada en “la tierra maldita” y con más de un secreto.

Como veis tenemos todos los ingredientes para una historia emocionante, divertida y épica.

judge dreed

Lo que mas me sorprendió de “Juez Dredd: The cursed earth” es su guion, ya que me esperaba una salvajada llena de referencias y violencia, y aunque siga habiendo esto, hay mucho mas corazón y alma. La historia es  muy simple, ha de ir del punto A al B y, como en “The Mandalorian”, ayudara a cualquiera que lo necesite. Pero el Juez se enfrentará a dilemas morales y nos mostrara su verdadera personalidad a medida que avanza la trama, ya que estos episodios auto conclusivos se harán cada vez mas grandes y mas peligrosos.

Los nuevos personajes secundarios, Spikes y Tweak, son de lo mejor de la historia. Ayudan al Juez Dredd a desarrollarse y a crecer como personaje, ayudando a criaturas que el consideraba monstruos o con una ley diferente a la suya, o a entender a los criminales que tanto odia y persigue. Además estos mismos personajes tienen sus tramas personales y una evolución increíble, haciendo que el lector se encariñe con ellos y sufra en cada batalla o ataque de mutantes piratas.

Aunque la forma de solucionar el problema que causa todo esto (el virus) me parece muy precipitada y rápida. Pero lo importante (y más en este tipo de historias) ha sido el viaje y no el destino.

 

Me encanta el arte de esta edición, Brian Bolland y Marc McMahon han hecho de cada viñeta una obra de arte. Es un dibujo sucio y salvaje, lleno de detalles asquerosos, pero dejando también espacio a la imaginación. Además este estilo sumado al poco uso del color va perfecto con la historia, pareciendo a veces un western, o un apocalipsis. Pero sabe cuando cambiar de estilo, y cuando nos encontramos en momentos de tranquilidad, el estilo pasa a ser mas limpio y sin tanto frenesí.

Algo que me ha parecido fenomenal es como los artistas utilizan el blanco y negro para simular que siempre es de noche, transmitiendo una sensación de terror y desesperanzador que va genial con la personalidad de los personajes. También una de mis partes favoritas han sido las viñetas cargadas de detalles y batallas enormes que transmiten mucha claustrofobia, aunque entienda que para algunos y algunas puede resultar pesado que haya tanta cosa en tan poco espacio.

 

El copyright es una palabra que es el equivalente a la destrucción para cualquier autor. Pero antes (y no mucho antes) habían valientes, descarados que querían criticar a estas grandes marcas, decir lo que pensaban sin miedo a perder dinero, y entre estos autores sinvergüenzas nos encontramos a Wagner, Lowder y Mills. Ni ellos entienden como nadie les denunció, pero se lo pasaron genial poniendo criaturas del universo de la comida rápida como culpables de un apocalipsis.

No esperéis una gran critica a este tipo de compañías, pero saben como usarlos dentro de la historia sin que parezcan fuera de lugar, como monstruos mutantes, bandidos o dictadores. Ahora es muy difícil encontrar guionistas que se atrevan a critica a las grandes compañías desde su obra, aunque uno que se me viene a la mente, es South Park. Un show que se ha enfrentado a cientos de denuncias, pero no se calla ni una denuncia social ni corporativa.

Siempre viene bien que alguien nos recuerde los trapos sucios de estas empresas, aunque sea entre sangre y balazos.

judge dreed

En conclusión, “Judge Dredd: The cursed Earth” es una aventura épica, con personajes carismáticos y contando historias emocionantes para todos y todas. No podrás parar de leer, no por cliffhangers, sino por saber mas de estos personajes, o ver cual será el próximo monstruo o secta que deberá ser juzgada por el Juez Dredd

Es una historia ideal para cualquier lector, conocedor o no conocedor del Juez Dredd. Pero debéis saber que es una historia sin miedo ni pretensiones, escribían lo que querían, desde monstruos mutantes a ratones voladores, no seáis exigentes con las explicaciones y disfrutad de la aventura en “The cursed Earth”

 

Judge Dredd: The Cursed Earth (Uncensored), tapa blanda, 208 paginas, de los míticos Pat Mills y Brian Bolland entre otros, de 2000 AD, a 29,95€ (aunque a veces baja hasta 10 euritos), además viene con portadas, pin-ups y posters del cómic.

¡Compártelo!
Judge Dreed: The Cursed Land

Deja una respuesta