No todo el mundo tiene segundas oportunidades, pero si vienen hay que aprovecharlas. Aunque esta venga con unas extrañas condiciones que te obligue a convertirte en algo que nunca hubieras imaginado. Así comienza Kill or be killed, esta obra de Ed Brubaker, con la que vuelve al género negro donde comenzó su carrera como guionista con trabajos como Lowlife y The Fall. 

Aunque de eso hace ya mucho, Brubaker vuelve a sus orígenes con esta historia que como bien indica su nombre, veremos unos cuantos asesinatos.

Dylan con una escopeta en la mano usándola para golpear                             Dylan poniéndose un pasamontañas de color roja

La historia no empieza con el principio, como estamos acostumbrados, sino que muestra un capítulo futuro y que no veremos en el primer tomo, donde nuestro protagonista (sin nombre todavía) se encuentra en plena cacería. Ataviado con su pasamontañas rojo, que lo identificará el resto de la obra, y escopeta en mano, vemos cómo va regalando muerte a todo el que se encuentra.

Un chico disparando una escopeta y varias personas muertas

Y esto es lo que os decía antes, son los comienzos que a mi me gustan, justo tras ver esa escena, nos daremos cuenta que el narrador es el mismo protagonista, que nos habla desde un futuro y nos quiere contar de qué manera ha llegado hasta lo que acabamos de presenciar.

Dylan, nuestro protagonista, es el típico perdedor, la vida no le ha tratado bien pero él tampoco ha puesto mucho de su parte para darle la vuelta. Para ser mas claro, con veintilargos años sigue estudiando todavía en la universidad y viviendo con un compañero de piso que se ha enrollado con su mejor amiga Kira, de la que esta locamente enamorado. No sé si podría presentarse un marco peor para lo que esta a punto de llegar…

Y es que Dylan decide suicidarse tirándose desde la azote de su edificio, dónde por un “azar” del destino no consigue su objetivo. Y digo “azar” porque no lo es del todo. Veremos como al irse a dormir le visita una especie de demonio exigiendo un pago por esa segunda oportunidad que le esta dando de seguir viviendo. Y este pago se realiza, como bien vemos en el titulo de la obra, asesinando. Y si para seguir viviendo tiene que matar, lo hará de la manera más ética posible, si es que la hay.

Se ve a Dylan y a un demonio surgido del fuego.

Quizá aquí el autor, quiera dar un enfoque al controvertido y siempre polémico asunto de la pena de muerte, donde en EEUU, lugar donde esta ambientada la obra, se encuentra siempre a la orden del día.

A partir de aquí se desarrolla mucho la personalidad del personaje, combinando la obligación del pago de su “deuda” y su complicada relación con su amiga Kira. Conociendo el pasado de ambos, lo que ayuda mucho a meterse de lleno en la historia.

La obra avanza con una mezcla perfecta entre diálogos y pensamientos de Dylan. Componiendo páginas enteras con una estructura diferente y que sirve para profundizar mucho en los pensamientos y reflexiones de Dylan, tanto de los asesinatos como la parte de Kira, que también veremos que tiene mucho peso en este primer tomo.

El dibujo de Sean Phillips es magnífico, complementa a la perfección esta historia, dandole mucho dinamismo y ayudando mucho a la narración. Sin escatimar nada de crudeza y violencia de todo tipo en las viñetas, veremos golpes, sangre, miembros amputados…y esto es solo el comienzo.

Kill or be killed, obra muy muy recomendable, de solo cuatro tomos y ya finalizada. En España solo tenemos por ahora los dos primeros disponibles, publicados por Panini Comics en formato rústica. Esperando con muchas ganas los dos que faltan para poder ver como continua esta historia del gran tándem formado por Ed Brubaker y Sean Phillips.

Precio: 16 €

¡Compártelo!
Kill or be killed 1-2

Deja una respuesta

Cerrar menú