Cuando era pequeño solía acompañar a mi abuelo al campo, tratando de averiguar el máximo posible del entorno que me rodeaba. Era mi forma de abrir los ojos al mundo, de descubrir aquellas pequeñas cosas que componían mi día a día. Así empieza Korokke. Y a partir de ahí, ya todo de tuerce.⠀

Anzu es una niña que se ve envuelta en una huida de lo que un día fue su hogar, obligada a buscar ayuda en una vieja leyenda Oni de la que únicamente quedan las palabras. Una historia sencilla, fácil de leer, pero no por ello desmerecedora; consigue, con muy poco, que empaticemos con los personajes y antes de que nos hayamos dado cuenta, ya estamos metidos hasta el cuello en la acción.⠀

El dibujo, además, es uno de los platos fuertes del cómic. La estética japonesa influencia el estilo de dibujo, y es esa combinación con las acuarelas lo que le da un aspecto único y muy logrado. El país del Sol Naciente nunca había lucido tan bien.⠀

Por último, señalar que The Spaceman Project es una web de crowfounding especializada en el cómic en la que constantemente se suelen colgar nuevos proyectos, cada cual más interesante. Para los amantes del cómic es una gran oportunidad; no solo recibes un cómic en una fantástica edición, sino que además tu nombre quedará para siempre en las últimas páginas del volumen. Cartoné, 128 páginas (las últimas de extras), a todo color, 25€⠀

¡Compártelo!
Korokke y la chica que dijo no

Deja una respuesta

Cerrar menú