Spirou fue creado en 1938 por Rob-Vel para el lanzamiento de la revista infantil Journal de Spirou, y años más tarde, en 1943, fue adquirido por la editorial Dupuis. Desde entonces son numerosos los autores que le han dado forma.

Origen del personaje Spirou

Las aventuras de Spirou y Fantasio: Diario de un ingenuo, forma parte de una colección de álbumes especiales iniciada en 2006 por Dupuis. En ella, diferentes autores del mundo del cómic tienen la oportunidad de plasmar su propia versión de Spirou en tan solo un álbum.

En este caso es Émile Bravo, historietista e ilustrador francés, el encargado de tal labor. Bravo relata los orígenes de Spirou, por qué siempre lleva su uniforme de botones o cómo surgió su amistad con Fantasio. Su objetivo es mostrar el desarrollo de un niño y cómo este, poco a poco, empieza a tomar conciencia del mundo.

La historia comienza en Bruselas en el verano de 1939. Mientras Europa se encuentra al borde del caos, Spirou, un pobre e ingenuo adolescente que malvive a las afueras de la ciudad, trabaja como botones en el distinguido y lujoso hotel Moustic, lugar de alojamiento de célebres e insignes personalidades del momento.

Mientras tanto, Fantasio, un torpe y tonto pseudoperiodista del periódico “El mosquito”, trata de conseguir una importante exclusiva. La escapada romántica de Delastre y Alphonse Choukrouneun a Bruselas.

Detalle de la portada de Las aventuras de Spirou y Fantasio: Diario de un ingenuo

Para narrarlo, Bravo utiliza un trazo clásico y limpio, como de carboncillo, que recuerda los primeros años del personaje, y unos rótulos muy trabajados, con letras que parecen estar escritas a máquina, y que nos sitúan en el contexto en el que se desarrolla la acción.

En cuanto a la narración, se utilizan alrededor de 12-15 viñetas por página. No hay prisa, y sin embargo, la acción avanza de manera increíble sin que la lectura resulte pesada.

Al final, la historia se centra en el tema de la ingenuidad y la madurez. En cómo el hecho de ver las cosas con una mentalidad u otra varía el peso y la envergadura de las mismas, y en cómo Spirou, cómo consecuencia del inminente estallido de la guerra, se ve obligado a crecer y madurar muy rápidamente.

¡Compártelo!
Las aventuras de Spirou y Fantasio: Diario de un ingenuo

Deja una respuesta