Rose-Mary Valero O’Connell lo ha vuelto a hacer. A muchos os sonará ya esta autora por su maravillosa obra junto con Mariko Tamaki Laura Dean me ha vuelto a dejar. Y si lo habéis leído, estoy bastante segura de que os encantó y os enamorasteis aunque fuera un poquito, del arte de Valero-O’Connell. Y No te vayas sin mí no se va a quedar atrás.

El día 22 de octubre Astiberri nos trajo en castellano la versión de Don’t go without me de ShortBox.No te vayas sin mí de Rose-Mary Valero O'Connell

En esta nueva obra ha vuelto a conseguir un resultado estupendo, esta vez cómo artista completa ocupándose ella misma tanto del apartado gráfico, como del guion. Se trata de una recopilación de 3 relatos cortos.

El primero de ellos, es una historia preciosa de pérdida mezclada con un componente de magia y fantasía. Estos ingredientes dan forma a una atmósfera cálida y acogedora, que a pesar de tratar un tema duro, lo hace de manera suave y reposada por lo que en ningún momento se regodea en el dramatismo ni llega a ser brusco.

La segunda historia, sin abandonar la fantasía, se acomoda ligeramente en la ciencia ficción. Cuenta con unas preciosas explosiones de insolente color rosita. Y desarrolla la ciencia detrás de los recuerdos. Sin duda, aunque la historia no se hace corta ni le falta nada, personalmente me hubiera encantado verla desarrollada en un formato más largo.

La última historia es la que tiene contrastes de colores más fuertes y crea con ellos unos paisajes de playa de ensueño. Se trata de una historia con una mitología propia. Centrada en valorar el presente sin perder la esperanza por un futuro lleno de esperanza y posibilidades. Un mensaje estupendo para la época que nos está tocando vivir.

En general, el cómputo de las historias hablan de uno mismo con una maravillosa ternura. De cómo afrontamos las situaciones y el espacio que dejamos (y el que queremos dejar) cuando nos vamos. Y es que aquí todo está bien incluso cuando no lo parece.

Aunque haya dicho, de uno de los relatos, que me hubiera gustado que fuera más largo es unicamente porque me he disfrutado mucho todo el contexto que hay detrás y lo que la historia en si no nos cuenta. Sin embargo, pese a ser relatos cortos cuentan historias elaboradas y con ideas desarrollados. Se trata de un formato breve pero en el que no se echa nada en falta.

No te vayas sin mí de Rose-Mary Valero O'Connell

La narración visual de Valero-O’Connell a lo largo de toda la recopilación se ve elevada a un nivel más elaborado. Se recrea con fondos de ciencia ficción y fantasía que captan nuestra atención sin hacernos olvidar que allí estaba pasando algo. Su estilo pictórico sigue siendo redondeado y encantador por lo que acompaña a la perfección a las historias que nos trae. La artista vuelve a repetir la técnica que ya nos encantó en Laura Dean y es que usa muy poquitos colores. Vuelve a crear los sombreados y la profundidad a través de distintos tonos. Aun así ejecutados a la perfección para que distingamos cada elemento de la escena sin que quede confuso.

Por último quería hacer una mención rápida a la edición española, y es que Astiberri nos ha traído No te vayas sin mí en un formato precioso, según me comentaron recientemente por Twitter, muy parecido a la original. Les resumo: es muy bonito tanto por dentro como por fuera.

En fin, posiblemente se lo pueda decir más alto pero no más claro, este cómic es una delicia, me ha encantado. Va bien alto a mi top de cómics del año (si queréis leer sobre otro de mis cómics top del año lo reseñé por aquí) y seguro que lo hace también en el vuestro si lo leéis. Y es que Rose-Mary Valero-O’Connell ya se ha llevado el premio Ignatz 2020 a mejor artista por esta obra. Además la segunda historia titulada Lo que queda, ya fue nominada a un premio Eisner en 2017.

No te vayas sin mí publica Astiberri, rústica con solapas, 128 páginas a todo color. 

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
No te vayas sin mí

Deja una respuesta