Más o menos a mitad de ‘Ordinary’, Michael Fisher, nuestro protagonista, gira una esquina y se encuentra con decenas de mujeres en paños menores que, como las sirenas de La Odisea, le atraen a un mundo de fantasía en el que puede protagonizar su propio musical, donde el estribillo reza, una y otra vez, la misma frase: “No hay nada bueno en mí”.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Este es el tono general de ‘Ordinary’, de @robwilliams1971 y @disraelidemon, la historia de un pringado, un don nadie, un abandonado por la sociedad que, cuando el mundo se enfrenta a una enorme crisis a partir de la cual todo el mundo adquirió un determinado superpoder, Michael… siguió siendo un pringado. Aunque a lo mejor eso le convierte en el ser más importante del planeta.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
El guion de Williams consigue que sintamos empatía hacia nuestro protagonista, pero sin caer en los típicos recursos a los que se suele asociar este tipo de personajes: la lástima. El argumento es ligero, una sucesión de gags que en la primera parte del cómic suelen partir del descubrimiento de los poderes de los diferentes personajes.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Un dibujo muy cartoon acompaña muy bien la historia de ‘Ordinary’. Recalcamos especialmente el uso de color y los trazos gruesos que suele usar D’Israeli, a quien no parece importarle ensuciarse y usar unas cuantas líneas de más para crear sus personajes. Y, aun así, el trazo termina siendo muy limpio, y muy adecuado.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Rústica con sobrecubiertas, un color para chuparse los dedos, 16€ #comic#comics #comicbook #comicgram#bookstagram #grafitoeditorial#ordinary #comicartwork#drawcomics #superpower

¡Compártelo!
Ordinary

Deja una respuesta