Abrir las páginas de Piruetas es teletransportarse a una pista de hielo (profesional o de centro comercial, da igual). Igual vivir en Valencia y estar acostumbrada a un clima infernal cálido explica el motivo de mi debilidad por todo lo que tenga relación con el frío. Me da igual que sea un jersey calentito, una competición de patinaje sobre hielo o una foto de un iglú así que era evidente que terminaría leyendo este libro. Los cómics sobre deportes (patinaje, baloncesto, hockey…) no son ninguna rareza ya, pero lo que Tillie Walden nos regala como parte de sus recuerdos es otra cosa, siendo una idea que surgiría como proyecto para su tesis en el Center for Cartoon Studies. Entre su palmarés Walden cuenta con premios como los Ignatz o los Eisner, siendo su trabajo reconocido, y traducido, por todo tipo de público que como yo espera con ilusión sus nuevos proyectos (ya tengo un ejemplar de Are You Listening? en mi estantería y no me arrepiento de nada).

piruetas cómic

Piruetas, escrito e ilustrado por la autora, se convierte en su cuarta obra, una especie de memorias de unas 400 páginas (larga vida a los cómics gorditos) que se inicia durante los primeros años de su adolescencia explorando su pasado como patinadora. Durante gran parte de su vida el patinaje artístico fue un pilar fundamental en la vida de Walden, quien decidiría tomar un rumbo diferente respecto a su futuro orientándose hacia el mundo de las artes donde cabe destacar la prolífica colección de trabajos por su parte que en muchas ocasiones postearía primero como webcomic siendo el mejor ejemplo En un rayo de sol.       

piruetas cómic

Desde el primer momento nos deja claro que  lo que siente hacia el patinaje es algo ambivalente, por mucho que se aleje de la pista de hielo en el momento en el se vuelva a adentrar en una sentirá un sentimiento de familiaridad. Todo empieza cuando recibe una terrible noticia de parte de sus padres: su familia se mudará a Austin (Texas), donde se desarrollará parte de la historia a la par que su propia adolescencia. Este cambio catapultará a Walden a situaciones como una nueva entrenadora, un  instituto privado donde no conocerá a nadie o enamorarse y una primera novia (y puede que la primera vez que le rompan el corazón) o darse cuenta de que hacerse mayor tiene sus cosas buenas pero que sigue siendo una mierda. Como tantos adolescentes, pasará parte de su tiempo anhelando ser adulta y poder llegar a vivir una vida que la llene… y eso implicaría dejar el patinaje.

piruetas cómic

Si bien el deporte no es uno de mis temas favoritos al escoger lectura, Walden consigue que esta premisa resulte atractiva y única a partir de un dibujo que captura tanto la soledad como el agotamiento con el que conviviría durante su adolescencia y paso hacia la edad adulta (coming-of-age). Piruetas, y sus preciosas composiciones que varian entre el morado y el amarillo, terminan por deslumbrar y probablemente te pase como a mi y termines leyéndolo de una sentada. El hecho de que Walden no utilice texto en parte de las ilustraciones ayuda a la fluidez de la historia e incluso incrementa las sensaciones que siente como la letargia, la ansiedad o la presión aunque también las mariposas en el estomago al estar enamorada por primera vez, lo que ayuda a comprender los recovecos y la personalidad de quién es Walden… O Tillie, creo que ya la puedo tutear.

piruetas cómic

Al final, Piruetas es un viaje (frío por las pistas) que se disfruta. Puede que en algunas ocasiones parezca algo simple pero creo que los puntos se van uniendo para formar esta telaraña compleja que es la adolescencia de alguien que pugna con un montón de cosas: salir del armario, el mundo (estricto) del patinaje, un accidente de coche, el acoso sexual de alguien cercano… Igual la primera palabra que me viene a la cabeza después de esta primera lectura es crudo. Las heridas de Tillie no son pocas y se nota que escribió la obra teniendo muchos de esos momentos presentes.  Una novela gráfica desgarradora y esperanzadora a partes iguales, con la que es fácil empatizar y sumergirse en la atmósfera caótica y diversa.

404 páginas de morado y amarillo, rústica con tapas. 32€ por Ediciones La Cúpula.

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
Piruetas

Deja una respuesta