Es un placer averiguar que una obra de tu guionista favorito llega a tu país y más aún si se trata de un tomo autoconclusivo (sí sí, de esos que no te hacen falta haberte leído nada previamente y que se acaba en su última página, sin sorpesas posteriores) que tan buenas críticas recibe de todos los medios. Se trata de Sentient.

Conocía esta obra de haberla visto en los Previews pero no me había hecho con las grapas americanas, esperando a que alguna editorial la acercara hasta nuestras librerías, y así ha sido. Panini Comics nos la trae, bajo el sello Evolution Comics en formato cartoné. 

Mi librero (o comiquero) de confianza sabedor de mi devoción por Jeff Lemire me dijo que iba a recibir unos cuantos ejemplares de Sentient y acto seguido mis palabras fueron “resérvame uno”. 

Para los que no conocéis el sello Evolution Cómics,  pronto publicaremos un artículo hablando de esta idea tan autóctona de Panini Comics.

Espero que todos conozcáis a Jeff Lemire, pero si no es así, solo puedo decir que os adentréis en sus obras si os gusta el desarrollo de historias y sobre todo de personajes desde la vertiente más afectiva y sentimental. Ganador ya de varios Eisner, comenzó como autor completo como se puede ver en su trilogia Essex County, tras eso guionizó para Marvel y DC obteniendo grandes éxitos. Pero todo ello sin dejar de publica sus obras independientes que para mi gusto, son las que más le caracterizan, como “Un Tipo Duro”.

Aquí comparte autoría con Gabriel Walta, dibujante español que saltó a la palestra con La Visión obra con la que ganó un premio Eisner.

Nada más abrir el cómic hay una primera página impactante y que sirve como prólogo a lo que esta por llegar. Nos encontramos en la nave USS Montgomery, la cual se dirige a un planeta desconocido, ya colonizado por los humanos, porque al parecer la vida a la Tierra le queda muy pocos años de vida (trasfondo muy actual como podeis ver, aunque llevado un poco más al extremo).

En la nave viajan los oficiales de la nave junto a sus hijos e hijas, centrándose en la oficial Wu y la oficial Kruger, donde ya desde la primera página se aprecia la diferencia entre estos dos personajes. Todos los tripulantes conviven con una Inteligencia Artificial llamada Valarie, que hace de ordenador central y cumple las ordenes que les dicta la tripulación.

A las pocas páginas y sin que se trate de un spoiler, veremos como la oficial Kruger, decide acabar con la vida de todas las personas que se encuentran en la nave, empezando por los adultos para después encargarse de los niños. Pero la oficial Wu, en un acto desesperado antes de morir, libera a la IA Valarie de sus protocolos, para que así pueda ayudar a los niños y salvarles la vida. 

Tras esto y encontrándonos en un escenario un tanto diferente, veremos si Valarie es capaz de cuidar a todos esos niños y hacer que lleguen a su destino de la mejor manera posible. 

Aquí comienza la historia de una madre, cuando todos los adultos mueren.

De aquí en adelante, veremos lo que tanto le gusta plasmar a Jeff Lemire y en lo que se centra la historia, como son las relaciones humanas (en este caso con una IA de por medio). La evolución de estos personajes y sus sentimientos después de lo sucedido y el desarrollo del concepto “familia” que tan bien sabe ejecutar Lemire.

El dibujo de Walta es sublime para esta historia. El realismo de las expresiones en los rostros, ya sea de angustia, miedo…se aprecian a la perfección y te hace meterte todavía más en la obra y apreciar esos sentimientos como si fueran tuyos.

Los planos de las viñetas, me ha recordado en gran medida a los cómics de Jeff Lemire como autor completo, a pesar de que el dibujo corra a cargo de Walta, puede que en esto haya metido un poco de mano el guionista. Recordemos que Lemire estudió cine y todos esos conocimientos los ha sabido aplicar a la perfección en todas sus obras a lo largo de todos estos años.

 A pesar de que a simple vista Sentient se pueda catalogar dentro de la categoría de ciencia ficción, no lo es al 100%. Vale que estamos en el año 2105 y que todo se desarrolla en una nave espacial con destino a un planeta remoto, pero esto solo es el escenario donde Lemire y Walta desarrollan una historia increíble de relaciones humanas y lo demás solo es un decorado de fondo.

Como resumen, una obra donde Jeff Lemire hace lo que se le da tan bien hacer, muy bien acompañado de un dibujo en el que apoyar su historia y esa evolución tan caracteristica que es lo que hace de él un gran guionista. Obra muy recomendable para salir un poco del bucle infinito de superhéroes en el que a veces nos vemos encasillados o para leer algo que seguro te emocionará y te mantendrá en tensión.

Sentient, edición cartoné, 168 páginas (autoconclusivas) de un Jeff Lemire pletórico, de Panini Cómics por 24€, un muy buen regalo post reyes.

¡Compártelo!
Sentient

Deja una respuesta