Mariko y Jillian Tamaki forman un tandem al que no me puedo resistir. Estas primas se dedican a escribir tanto ficción como no ficción y no es la primera vez que vemos sus nombres en esta cuenta. En este caso se trata de una novela gráfica publicada en 2019 por La Cúpula centrada más en el mundo adolescente, donde las protagonistas son prácticamente en su totalidad mujeres. Me ha recordado a ‘Ghost World’ en versión naif, pero igual solo son cosas mías.⠀

Skim, además de ser título, es el apodo que Kimberly recibe por parte de sus compañeras, un juego de palabras en inglés que hace referencia a la leche desnatada, una manera irónica de decir que es gorda. Nuestra protagonista de dieciséis años, gótica y aspirante a bruja, asiste a un centro privado donde solo aceptan estudiantes femeninas. Cuando a una de las chicas más populares de su escuela, Katie, la deja su novio (quien, además, termina suicidándose) todo el mundo entra en shock. Cuando esta cae accidentalmente (o no) del tejado de su casa, el colegio organiza sesiones de terapia en grupo para las personas que sufren depresión.⠀

Profesores, la orientadora, alumnas… se preocupan por el tema, dan charlas por el luto e incluso forman el club ¡Las chicas celebran la vida! La otra parte de la historia se centra en la amistad de Kim con la Sra. Archer, su profesora hippie de inglés. Las imágenes en blanco y negro de Jillian Tamaki crean un efecto de retrato tridimensional que no necesitan en muchas ocasiones de texto. Por ejemplo, una de las páginas dobles dónde Kim y la Sra. Archer intercambian un beso en el bosque cercano a la escuela deja al lector, e incluso a ellas mismas, preguntándose quien ha besado a quien.⠀

La portada, una imagen de cerca de la cara de Kim, es la única pincelada de color que encontraremos en estas páginas. Es curioso que parezca un cruce entre un retrato pop art de Lichtenstein y una estampa tradicional japonesa. Aunque haya disfrutado de esta lectura algo me dice que lo habría hecho más hace diez años… Es una de esas historias que no tiene porqué acabar bien ni tener un final claro. Crecer a veces es complicado.

Tapa dura en blanco y negro, 148 páginas, 18€. Ediciones La Cúpula.

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
Skim

Deja una respuesta