Primeros tres números de ‘The Six Million Dollar Man’, una especie de reboot de la serie de televisión homónima emitida entre 1973 y 1978, que a su vez era una adaptación de la novela Cyborg, de Martin Caidin. La trama es bastante sencilla: un espía, mitad hombre, mitad máquina, que adquiere sus nuevas habilidades tras un aparatoso accidente de avión.

No voy a mentir; empecé esta serie por la estupenda portada de Francavilla en su número 1. Mi librero me preguntó si quería que todos los meses me pidiese un número, pero no estaba seguro, así que le dije que me lo iría pensando mes a mes. Efectivamente, la portada del segundo número me dejó con los ojos abiertos, y a partir de aquí, todo ha ido a más.

¿Cuál es el problema de la serie, entonces? Aunque en un principio basa el personaje de Steve Austin, nuestro protagonista, en una especie de parodia del de la serie original (que por cierto casa bastante bien con el tono de este nuevo cómic), la lectura se ha ido volviendo tediosa a medida que avanzaban las páginas. Sí, el argumento no está mal, y los diálogos son bastante solventes, pero la gran medida de la narración se basa en la siguiente broma de Steve, o en cuál va a ser el problema mecánico de turno (no vayamos a olvidar que es un ciborg).

Probablemente cancele la suscripción cuando termine este primer arco, y no creo que quede como una gran serie para el recuerdo en mi colección. Eso sí, portadones para enmarcar, todos los que quiera. Tres grapillas, de Dynamite, a 3’99 dólares cada una.

¡Compártelo!
The Six Million Dollar Man #1 – #3

Deja una respuesta