La tierra muerta es una tierra de nadie, un lugar que nadie quiere pisar. Un espacio de tránsito, entre aquí y allí, entre dos posibles hogares y dos posibles destinos. Un lugar baldío que solo sirve para desplazarse, pero donde viven todos aquellos que no pertenecen a ningún sitio. Allí, sobreviven a duras penas con la poca vida que les rodea. Ciertamente, allí todo está muerto.

Tierra muerta, el cómic de don Rogelio, no se desarrolla en este espacio en blanco, pero sus personajes forman parte de él. Su casa es una furgoneta, su vida se basa en ir de un lado a otro, y no tienen ni idea de que va a ser de ellos. Aunque, siendo sincero, tampoco parece importarles.

tierra-muerta-don-rogelio-autsaider-comic-reseña-2

Hay que dejar clara una cosa más antes de empezar a reseñar el cómic. Tierra muerta está ubicado en un futuro distópico en el que solamente existen cuatro ciudades, enfrentadas entre sí en una guerra eterna: la P.V.C. (Partido del Varón Capitular), la ciudad del Sindicato Revolucionario Estático, Republicracia, y la S.C.A.B. (Sistema Central Administrativo Binario). Cada una de ellas refleja, en su propio extremo, un estilo de vida y unas convenciones de las que, claramente, no forman parte ninguna de nuestras protagonistas.

Y es que son estas tres chicas (Rosa, Taima y Sam) las que irán moviéndose, de un lado a otro, con la compañía de un viejo androide escacharrado llamado Merchandelox que se encarga, como bien dice su nombre, del merchandising de la banda. Las cuatro viajan dando tumbos en una vieja furgoneta, prácticamente sin gasolina. Ni origen, ni destino.

tierra-muerta-don-rogelio-autsaider-comic-reseña-3

La historia arranca cuando Rosa recibe un mensaje de Úrsula: quiere que la banda vuelva a tocar con ella en una gira por todo lo alto que abarcará las cuatro ciudades. Aunque las otras chicas del grupo muestran reticencias a participar de nuevo en una de las aventuras de Úrsula después del chasco que se llevaron la última vez con el cobro, la promesa de una gran suma de dinero, una cama donde dormir y comida que llevarse a la boca les hace replantearse la situación.

Pronto, irán al encuentro de Úrsula, perdida en una cabaña, quien les enseñará su nuevo disco; una auténtica obra maestra punk que todo el mundo amará. Así, las cinco empezarán una gira apostándolo todo… que no saldrá como esperaban.

tierra-muerta-don-rogelio-autsaider-comic-reseña

Empecemos por el principio.

Lo primero que llama la atención del cómic es, sin duda, el estilo visual. La portada, con el personaje de Rosa atravesado por una línea plateada, monocromática, mirando hacia arriba, llama la atención de cualquiera. Abrir el cómic se transforma en un auténtico viaje de colores, siguiendo una paleta fija prácticamente durante toda la obra para cada uno de los personajes. 

El trazo es sucio, movido, y los rostros no son perfectos, ni tan solo sus cuerpos, pero don Rogelio consigue transmitir una sensación con sus movimientos de corporeidad; de que son personas físicas, de verdad.

Tierra muerta necesita varias lecturas (o, al menos, mi cuerpo lo ha pedido). No porque sea difícil de entender, o por qué haya un gran giro final que cambie el sentido de la obra. Necesita volver a ser leído para poder ser asimilado. Y es que la reflexión posterior a su lectura invita al diálogo, a compartir, a debatir. Dónde vivimos, dónde decidimos vivir, y que queremos hacer con nuestra vida. Queremos ser parte de un sistema, o queremos vivir como nos apetezca. Muchas preguntas, sin ninguna respuesta.

tierra-muerta-don-rogelio-autsaider-comic-reseña-4

Y, cuando terminemos al cómic, y volvamos de nuevo al ciclo, al principio de la obra, sólo nos quedará la idea de que algo tendremos que hacer para salir del espacio en blanco; y que la tierra puede que esté muerta, pero no me jodas, nosotros estamos bien vivos.

Tierra Muerta, un cómic de don Rogelio publicado por Autsaider cómics, rústica (ojo al detalle de la portada con esa línea plateada que atraviesa de lado a lado), a toooooodo color, por 17€.

¡Compártelo!
Tierra Muerta

Deja una respuesta