Wonder Woman ha contado con múltiples historias sobre sus orígenes a lo largo de su carrera. Unos establecen que la poderosa guerrera fue creada a partir de arcilla, y otras que en realidad es la hija de Zeus y la reina Hipolita. Pero sea cual sea el origen de su nacimiento, todos tienen elementos en común que los hacen poco innovadores (sin ser esto algo negativo ni mucho menos). Todos nos cuentan una y otra vez la llegada de Steve Trevor a Themyscira y cómo Diana es la elegida para llevarlo de vuelta al mundo de los hombres, y cómo ella decide quedarse allí para ayudar, proteger y salvar a la humanidad de múltiples enemigos y sobre todo, de ellos mismos. Dichas historias también nos describen a Diana como a una mujer bondadosa, guerrera, valiente, fiel a sí misma, honesta, compasiva y destinada a la grandeza, y por supuesto, muestra cómo usa sus dones para hacer el bien y mantener la paz de forma totalmente altruista.

En 2016, la autora y dibujante Jill Thompson fue la encargada de narrar otro origen de la Amazona. Y lejos de volver a contar de nuevo lo mismo pero con alguna que otra variación, Thompson creó una historia innovadora, tanto a nivel narrativo como ilustrativo, y con una versión de Diana bastante distinta y que no deja indiferente a nadie.

wonder-woman-verdadera-amazona-ecc-jill-thompson-1

Con un una narración en tercera persona y con un estilo narrativo más propio de un cuento, Wonder Woman: La Verdadera Amazona nos relata el nacimiento de Diana (creada a partir de arcilla una vez más), su infancia, parte de su adultez y cómo abandona Themyscira para viajar al mundo de los hombres. Viéndolo así, podría decirse que cumple con los mismos requisitos que sus orígenes anteriores, pero Thompson ofrece elementos que convierten esta historia en algo novedoso. Lejos de mostrar a una Diana virtuosa, en La Verdadera Amazona somos testigos de cómo la princesa, al ser la única niña de la isla, es malcriada y consentida hasta los extremos, convirtiéndola en su adultez en una mujer egocéntrica, orgullosa, prepotente y que usa sus grandes dones y habilidades únicamente para presumir, llamar la atención y ser la mejor entre sus hermanas, sólo por el simple hecho de querer ser siempre superior a las demás.

wonder-woman-verdadera-amazona-ecc-jill-thompson-2

Aun así, se gana la admiración, respeto y amor de todas sus hermanas, excepto de una, Alethea, quién nunca se impresiona por sus habilidades. Diana no está dispuesta a aceptar esta afrenta, así que hará todo lo posible para ganarse también el amor de Alethea. Su objetivo tendrá un resultado desastroso debido a su horrible orgullo y sus actos egocéntricos. Como consecuencia de estos hechos, Diana abandonará la isla. Pero a diferencia de tomas anteriores, no lo hará para salvar a ningún hombre ni para salvar al mundo de una gran amenaza, o porque desee ver que hay más allá de las costas de Themyscira, Diana dejará su hogar para comenzar un viaje de autodescubrimiento que le permita redimirse de sus actos, se marcha en busca de perdón y sobre todo, para convertirse en una mejor versión de sí misma y en la heroína que está destinada a ser.

wonder-woman-verdadera-amazona-ecc-jill-thompson-3

Lo más notable de esta obra es que Thompson no nos muestra a Wonder Woman como una mujer admirable e inalcanzable en su grandeza, sino todo lo contrario. Nos muestra a una Diana con más defectos que virtudes. Es una persona odiosa durante la mayor parte de la historia. Y es ahí dónde está lo innovador, pues por una vez vemos a una Diana que comete errores, que no siempre es honesta, amable y que no usa sus poderes de forma altruista, y a la que no le importa las consecuencias de sus actos. Pero igualmente, vemos a una Diana aprendiendo de todos sus errores y dispuesta a hacer todo lo posible para enmendarlos y convertirse en una mejor persona y sobre todo, en una heroína. En definitiva, Jill Thompson nos muestra una versión más humanizada y antipática del personaje, pero sin renunciar a su esencia.

wonder-woman-verdadera-amazona-ecc-jill-thompson-4

En cuanto al dibujo, no sólo la narración es más propia de un cuento, sino que las ilustraciones también lo son. Thompson además tiene un trazo elegante y expresivo, es genial en el movimiento y no se deja atrás ningún detalle. Sus diseños de personajes, desde sus atuendos hasta su aspecto físico, son maravillosos, donde destaca su diseño del traje de Wonder Woman. Y no puedo dejar de lado su interpretación de Themyscira, que es simplemente asombrosa.

Wonder Woman: La Verdadera Amazona es una historia innovadora sobre los orígenes de Diana, donde la autora ofrece una versión más humana y menos endiosada del personaje, pero sin renunciar a los elementos que caracterizan a esta gran superheroína.

ECC Ediciones, cartoné, 136 páginas a color, guion y dibujo de Jill Thompson, 15’95€.

¡Compártelo!
  • Autor de la entrada:
Wonder Woman: La verdadera amazona

Deja una respuesta