Me encantan los detrás de cámara de las películas y series, saber como se ha hecho una obra y conocer los procesos que ha habido detrás. Por eso cuando vi este comic en una estantería me dejó hipnotizado. La portada es toda una declaración de intenciones, James Robinson te va contar la cruda realidad que hay detrás de todas las historias que lees, lo triste y duro que puede ser un proceso de creación y adaptación.

Algo que me echó bastante para atrás fue el mismo nombre del cómic, Airboy. Desconocía totalmente a este personaje, pero, ya sea por la interesante portada o por las ganas de leer algo nuevo, cogí este gran cómic y conocí a Airboy y a sus mismísimos creadores.

Comic Airboy

El famoso autor de cómics James Robinson se encuentra en una crisis creativa y de vida. Cuando Image Comics le pide que escriba el relanzamiento de Airboy, se empieza a preguntar en que se ha convertido, y cómo acabó siendo un autor de reboots de poca monta.

Después de que no se le ocurra nada, arrastrara al dibujante, Greg Hinkle en un espiral de autodestrucción que solo les traerá alcohol, drogas y desgracias. Pero justo cuando la cosa no podía empeorar, Airboy, el mismísimo personaje, se les unirá en su “aventura” de desgracias. 

¿Qué mejor manera para conocer un personaje ficticio, que conocerlo de verdad? Y que él conozca a sus nuevos “creadores”, claro está. El idealismo se enfrenta con la cruda realidad de la vida de sus escritores. Y los tristes escritores se enfrentan a la fantasía que ellos mismos tratan de crear.

Como he dicho antes, James Robinson es un genio a la hora de escribir historias, pero en el mundo del cómic los reboots, nuevas versiones de viejos personajes, abundan mucho. Pero este tío, se ha logrado salir con la suya. Logra hacer una crítica a los escritores y dibujantes que se compadecen de sí mismos y a las empresas que solo buscan dinero y fama. Pero a la vez, a su manera hace el reboot de Airboy, mostrándonos que significa ser un héroe, como estas historias pueden influir en nosotros, y su necesidad en nuestra vida.

No os creeis que solo se queda en la crítica. Logra transmitirse a él mismo y a Hinkle de una manera genial al cómic, tienen un química genial y si sumas a Airboy el trío de protagonistas se complementan para apoyarse o destruirse. El final es una de las mejores cosas que he visto en mucho tiempo, algo muy simple, 4 viñetas, pero que logran transmitir tanto, sin ninguna palabra, las historias son lo que nos mantiene vivos.

Portada Airboy

En el apartado artístico nos encontramos con algo muy simple pero que su efecto es espectacular. Desde la misma portada con el contraste de ese azul tristón de nuestros protagonistas, con el colorido Airboy, Greg Hinkle nos deja claro cómo va ir la cosa. 

El uso del color es lo más destacable, como con tonos azules y morados nos pueden llegar a transmitir las emociones de nuestros personajes, y como el color, la vida, de Airboy es una inyección de fantasía y esperanza que a veces es necesaria. Además de la diferencia de estilo sutil que hay entre nuestros protagonistas, caricaturescos y depresivos, con los héroes de Airboy con un toque más realista y humano, ayuda a transmitir esta diferencia entre realidad y ficción.  

El logro personal es algo que la mayoría de las personas persiguen, pero que pocas o ninguna consiguen. Siempre se busca algo más de lo que tenemos, no somos conformistas, y ejemplos podemos ver a montones, de gente famosa que vive cumpliendo los sueños de muchos, pero siendo infelices. En Airboy lo podemos ver de una manera muy clara, como un autor que ha trabajado para DC o MARVEL, hasta en películas, solo se fija en lo malo y busca su propia destrucción.

Todo el tema me ha recordado mucho a la película Adaptation de Charlie Kaufman. Autores que no pueden adaptar una obra y entran en un espiral de locura y destrucción. Pero, Airboy sabe jugar en su propio terreno, mezclando conceptos del mundo del cómic como el multiverso, para exponer lo inconformistas que somos las personas y cómo podemos ser nuestros propios supervillanos y superhéroes a la vez.

Airboy viñeta

A veces necesitamos que nos recuerden que no somos únicos, que todos sufrimos, y que algunos deciden tomar el camino de la autodestrucción. Airboy no va venir a salvarnos, ni el mundo dejará de ser cruel con nosotros. A veces necesitamos a gente que nos enseñe que somos mejor de lo que pensamos y que somos capaces de hacer cosas fantásticas, cosas que solo un héroe de ficción podría hacer, pero recordemos que estos héroes los han creado personas reales.

Robinson y Hinkle logran crear una historia que desde el inicio es triste y ridícula, pero nos transmite uno de los mejores mensajes que he visto en mucho tiempo, nos debemos levantar, hacer el bien nosotros y no esperar a ningún superhéroe, y sobre todo, nos debemos de cuidar y querer. 

Airboy Deluxe Edition, tapa dura, 105 páginas, de los siempre interesantes James Robinson y Greg Hinkle, de Image Comics, por tan solo 13,95€, además de los bocetos con apuntes del mismo autor.

¡Compártelo!
Airboy

Deja una respuesta