Breaking News

Balas de punta hueca

Vives en una ciudad chunga de la hostia, la magia negra y los maleficios están a la orden del día, las drogas y la sangre se reparten a partes iguales en las aceras de Nueva Vegas… y, sinceramente, todo te da exactamente igual. Bueno, o finges que no te importa hasta que la hecatombe llama a tu puerta, y te encuentras en mitad de una batalla campal por el dominio de la ciudad a la que te gustaría no estar invitado. Pero así es la mafia. Así es la magia. Y así es Balas de punta hueca.

Carmine Spadafaro es un auténtico cabrón, pero eso él ya lo sabe. No por nada es el líder del cónclave de brujos que amenaza Nueva Vegas, una ciudad chunga de cojones donde las peleas entre bandas están a la orden del día. Dos de las matones de Carmite, Kami y QC, son enviadas en una misión al territorio del enemigo, El Cholo, para rescatar al hijo de su jefe y recuperar cierto objeto… “extraviado”.

No obstante, la aparente sencilla tarea de nuestras protagonistas se verá de pronto envuelta en una trama por el control de la ciudad en la que nuevos personajes, nuevos poderes y extremadamente extrañas habilidades convertirán Nueva Vegas en el campo de batalla perfecto para el desmadre. Sangre, violencia, un poco más de sangre, magia negra, y ¡MUCHA! sangre envuelven este Balas de punta hueca, una auténtica macarranada que hará que te emociones por seguir leyendo y te rías a partes iguales.

Como suele ocurrir en la mayoría de los cómics de Marquina, abrir un cómic suyo significa subirse a un tren del que no tienes claro cual va a ser el destino. Su forma de narrar las historias no solo consigue atraparte, sino que hace la difícil tarea de sorprenderte donde menos te lo esperas. Hay algunas páginas, además, donde destaca el uso de la narrativa y de composición para conseguir ese ritmo frenético que impregna toda la obra.

Javier Marquina, para quien no lo conozca, es un prolífico guionista de cómics oscense centrado, además, en el mundo de la divulgación y muy (MUY) activo en sus redes sociales. Si en algo destaca Marquina es, no solo en el carácter gamberro que eximen todas sus obras, sino en la habilidad para crear puntos de giro inesperados, capaces de llevar la historia a donde nunca pensaste que llegaría. El autor, además, posee un sello de autopublicación, Inuit Ediciones, en el que podéis comprar su obra más reciente, Whope, o Cómo hacer un cómic sin tener ni puta idea.

Por la parte que le toca a Uve, el dibujante consigue imprimir el cómic con unos diseños loquísimos que enganchan, a cada cual más, y que demuestran que se lo ha tenido que pasar la mar de bien dibujante todas estas hostias como panes. Un aspecto que le viene genial a este Balas de punta hueca es la plasticidad de todos los personajes; al más rollo cartoon, héroes y villanos se deforman por completo para adaptarse al movimiento, lo que consigue transmitir una muy lograda sensación de aceleración, velocidad y ritmo frenético que te llevan de la mano, sin dejarte hueco para alejarte del camino, de principio a fin de una sola sentada.

Y que decir del trabajo al color de Ruth O’Leary. Hojear el cómic se convierte en una explosión de tonos que consiguen acompañar muy, pero que muy bien la locura grupal que es leer este cómic. Los pequeños vistazos que os dejamos por aquí, en las imágenes destacadas, deberían bastaros como excusa para comprar este cómic. Chapó.

Ya sabéis como funciona esto de las preventas de Grafito Editorial. Al igual que ocurría con La oveja samurai, El rey de las polillas o Maestro del terror, la editorial valenciana ha habilitado en su página web una preventa con jugosísimas recompensas para todos aquellos que compren el cómic antes de su salida oficial en librerías. Osease, que no solo te llega antes, sino que encima viene con regalos. Tenéis abierta la preventa hasta el 30 de abril aquí.

Balas de punta hueca, un cómic de Javier Marquina, Uve y Ruth O’Leary, en preventa a partir del 1 de abril a través de la web de Grafito Editorial, 128 páginas, a 17 eurazos.

¡Compártelo!

Check Also

SLAM DUNK – EL PODER DEL BALONCESTO

“Creo que alguien debería explicarles a los niños que es normal cometer errores. Así es …

Deja una respuesta