Tras el prestigio y la popularidad obtenidos a partir del éxito de Persépolis, Marjane Satrapi pudo desarrollar una carrera en el mundo de la ilustración y el cómic europeo y publicar tres años más tarde su segunda novela, Bordados. Una historia sobre la condición de la mujer iraní que fue nominada al Premio a Mejor Álbum en el Festival del Cómic de Angoulême, y que lejos de hablar de esta labor de confección, trata temas más atrevidos como el amor, la virginidad, el sexo y la traición.

Personajes de Bordados

En Bordados, Marjane Satrapi retrata una conversación de sobremesa. Una conversación en la que las mujeres de la familia toman el té, chismorrean y charlan sobre experiencias propias y ajenas, mientras los hombres descansan.

Sencillas, directas y sin tapujos, nuestras protagonistas comentan, se ríen, y entablan conversaciones sobre temas que en un principio pueden parecer frívolos pero que en el fondo encierran las grandes preocupaciones de la mujer iraní.

Conversación en Bordados

Para ello, Marjane Satrapi utiliza un estilo muy similar al de Persépolis, en riguroso blanco y negro, que nos permite reconocer a algunos personajes. Entre ellos destacan la misma autora, su entrañable abuela, su madre o su padre.

En esta ocasión, en lugar de recurrir a las típicas viñetas, opta por narrar la historia sin retícula fija ni recuadros. Además, también reemplaza la tipografía clásica por una caligrafía infantil, y convierte el relato en algo más personal. De este modo, las historias de este círculo de mujeres establecen una relación intimista con quien las lee.

Diálogo de Bordados

Lejos de la intensidad emocional y crítica de Persépolis, Marjane Satrapi entrega con Bordados una obra menor de carácter jocoso. Esta nos ayuda a ver la realidad que tienen que vivir las mujeres iraníes y cómo estas logran salir adelante a pesar de las dificultades.

 

 

¡Compártelo!
Bordados

Deja una respuesta