Primero que todo, yo no soy un experto en Marvel. Sí, he leído algunos cómics, y soy capaz de identificar al 90% de los mutantes de lo nuevo de Hickman. Fui al cine a ver Spider-man, Los Cuatro Fantásticos, o aquellos X-men, asistí a los primeros coletazos de lo que sería el MCU con Iron Man, Capitán América Thor, y me puso la piel de gallina aquel primer grupo de Vengadores protegiéndose los unos a los otros.

El cine de superhéroes ha cambiado mucho desde entonces, y lo que en aquel entonces se configuraba como un gran hito cinematográfico, conseguir un universo cohesionado que convergiese en una sola película grupal, hoy en día parece un juego de niños. Quizás, parte de estrategia supondría también una de sus mayores cargas; hacer avanzar una historia implicaba tener que hacerlo con el resto al mismo tiempo. Podrás saltar en el tiempo atrás, adelante, a izquierdas o a derechas, pero si Thanos aparece hoy en Wakanda para destruir el universo, lo hará igual para todos sus personajes.

Como digo, evidentemente este es un punto a destacar e implica una gran labor para conseguir una coherencia narrativa que dé a cada uno de sus personajes sus propios arcos, objetivo y evolución. Sin embargo, al mismo tiempo, es una especie de corsé del que es muy difícil salirse y (aunque pese) arriesgarse. O así era hasta Endgame.

OJO, SI HAS CONSEGUIDO SOBREVIVIR EN REDES SIN TRAGARTE NINGUN SPOILER… AQUÍ TAMPOCO ENCONTRARÁS

wandavision-critica-serie-disney-marvel-2

El inicio de la llamada Fase 4 de Marvel supone más que un cambio de número. Supone un nuevo rumbo, con nuevos protagonistas, nuevas amenazas, nuevos enemigos. Pero también da espacio para otra cosa completamente distinta. Los productos Marvel, pese a estar relacionados entre si (para algo coexisten en un mismo universo, con lo que ha costado) no van encaminados a una gran amenaza final. Thanos, ese gran villano que se nos presentaba al final de la Fase 1, ya no está. En su lugar, el futuro se adivina como pequeñas aventuras individuales, más contenidas, con más espacio para que los héroes puedan expandirse. Incluso aquellos que, como Wanda Maximoff, nunca hubiese podido aspirar a protagonizar su propia película en solitario. Para algo Disney ha sacado su propio servicio de streaming. Para algo quieren conseguir nuevos suscriptores. Esto es Disney +. Y esto es Wandavision.

Insisto, no soy un experto en Marvel. Esto no es una guía, ni un artículo de easter-eggs, ni tan solo una recomendación de cómics. He leído La Visión de King y Walta, la Bruja Escarlata de Robinson y del Rey, y motivado por la serie, incluso algunos números de aquella serie ochentera de Englehart y Howell. Sin embargo, creo que esta serie necesita un tipo de crítica diferente. No deja de ser un producto basado en un cómic, está claro, pero también forma parte de un universo cinematográfico y, por lo tanto, debería funcionar tanto como parte de un todo como de forma más o menos individual.

wandavision-critica-serie-disney-marvel

Wandavision es una serie de televisión conducida por la showrunner Jac Schaeffer, escritora de otros productos como Capitana Marvel o la tan esperada Viuda Negra. La serie se ha estrenado de forma semanal en Disney + después del éxito de la plataforma de huir del modelo Netflix y hacer estos estrenos semanales “a la antigua” con su de momento buque insignia, The Mandalorian. Este período de reflexión entre capítulo y capítulo sirve muy bien como fuente de especulaciones y conspiraciones a través de las redes sociales, con suposiciones sobre la aparición de X personaje, o el significado de “aquella frase”.

La premisa de la serie es sencilla: Wanda y Visión parecen atrapados en una realidad alternativa en la que son los protagonistas de diferentes sitcoms a lo largo de las décadas. Así, veremos evolucionar tanto el estilo de la serie a nivel técnico, como su aspecto físico e, incluso, las propias tramas.

Pero no todo ha sido un camino de rosas. El estreno semanal hizo que una gran parte de los espectadores definiesen la serie como “aburrida” después de comprobar que, en sus primeros compases, no contenía ningún tipo de acción al que tanto nos ha acostumbrado el género superheróico.

wandavision-critica-serie-disney-marvel-4

Uno de sus peores enemigos, como comentaba, ha sido la llamada “maldición del hype”. Las expectativas alrededor del final de la serie, de alguna forma relacionada con el final de The Mandalorian y con los más que intencionados comentarios de Elisabeth Olsen y Paul Bettany en tantas y tantas entrevistas le han hecho un flaco favor al producto final.

Poco o nada que añadir con la aparición de ciertos personajes desaprovechados de una forma casi insultante. No lo vimos venir a estas alturas, pero dárnoslo para luego dar una solución cobarde… No es lo que nadie esperaba.

wandavision-critica-serie-disney-marvel-5

La serie queda claramente dividida en dos partes, de más o menos igual duración, con tonos completamente opuestos. Por un lado, esa ficción televisiva que Wanda ha imaginado, un mundo idílico donde todo es perfecto; por otro, la irrupción de la cruda realidad, el apego al UCM y la aparición de esa serie de acción y superhéroes de la que usted me habla. Una lástima, en mi opinión, ya que la primera parte resultaba mucho más atractiva, enigmática y arriesgada. Pero claro, no podemos olvidar que esto es Marvel. Que esto es mainstream. El espacio para arriesgar es limitado.

Eso sí, si hay algo de lo que pueden sentirse orgullosos es de la construcción de personajes. Un par de secundarios prácticamente olvidados de otros productos cinematográficos aquí se convierten en grandes estrellas, amadas por todas y todos. Mención especial para la presentación de Mónica Rambeau, sin duda un gran personaje con una proyección de futuro inmensa.

wandavision-critica-serie-disney-marvel-3

¿Cuál es el resumen de todo esto? Que Wandavision arriesga, pero no mucho, y que el regreso al status quo no la beneficia de ninguna forma. Eso sí, es de elogiar tanto el desarrollo de personajes como, en cierta forma, la pieza que forma en el gran puzle del UCM.

¿Eres un gran amante del cine superhéroico y estabas deseando que sacasen series incluidas en el UCM? Esta es tu vaina

Querías probar a ver Wandavision porque creías que sería algo diferente, independiente, y que podrías disfrutar de igual manera? Quizás no. Pero quizás es un poco culpa nuestra, admitámoslo. Wandavision es lo que es, no lo que queríamos que fuese, ni lo que esperábamos. Solo una serie de superhéroes. Nada más.

¡Compártelo!
Bruja Escarlata y Visión

Deja una respuesta