La Capitana ha llegado para quedarse con su primer arco, Capitana Marvel: Reentrada. El inicio de la nueva colección de la serie tras el Fresh-start viene capitaneado por la cada vez más importante en la editorial Kelly Thompson, la que entra pisando fuerte tras varios números en editoriales grandes y por fin tiene su propia serie regular Carmen Carnero (y encima malagueña), y el alma del cómic y autora de uno de los mejores colores del panorama superheróico actual Tamra Bonvillain.

En España veníamos del reinicio que Stohl, Pacheco, Sauvage, Fonteriz y Menyz habían hecho en La vida de la Capitana Marvel, y sobretodo del estreno de la película homónima, por lo que el personaje lleva un tiempo presente en nuestras vidas (además del Marvel Saga de la etapa de Kelly Sue Deconnick que se está publicando ahora mismo).

Un nuevo número 1

Entonces, ¿cómo es re-entrar al personaje (ay, que fácil lo ponen a veces) en este primer arco? Lo primero, muy acertada su publicación en grapa: por tan solo 2’20 al mes eres capaz de seguir una historia que, si bien queda cerca del aprobado, lo hace aproximándose peligrosamente al sobresaliente.

Este primer arco, Capitana Marvel: Reentrada, nos sirve para reencontrarnos con el personaje (tanto si habíamos leído antes algo suyo, como si no), y con solo el número 1 ya tenemos claro quien es, que ha sido de su vida, quienes son sus amistades, sus enemigos, y quienes sus grandes amores.

Luchadora. Soldado. Heroína. Piloto. Capitana. Líder. Guerrera. Icono‘, son las palabras con las que empieza el número, y que a grandes rasgos nos define quien es Carol Danvers. Los objetivos de Thompson al mando de la serie estaban claros: establecer un (nuevo) reinicio que por fin le de al personaje una continuidad, en vez de estar saltando de número 1 a número 1, o de evento en evento. Utiliza la continuidad del personaje, nos introduce elementos anteriores, y lo hace sorprendentemente bien. Pero bueno, es Kelly Thompson; que hiciese algo mal sería la sorpresa.

El dibujo

Donde sí que hay una sorpresa (agradable, esta vez) es en el dibujo y en el color. Carmen Carnero a los lápices otorga al cómic una personalidad propia que le va tan bien que casi maldecimos por que no haya dibujado ella siempre a la Capitana. Marvel se ha marcado un puntazo contratando a la española, y es sin duda una de las decisiones más acertadas de estos nuevos reinicios.

Lo mismo ocurre con el color de Bonvillain, que parece hecho para mostrarnos a unos personajes como pocas veces habíamos visto antes. Simbiosis perfecta entre color y dibujo, que nos dan un ejercicio diferente, pero tan bien acertado… Dan ganas de enmarcarse alguna página.

Y ahora hablemos de lo negativo: las portadas. Entiendo que Amanda Conner y Paul Mounts hacían su trabajo, y que probablemente no sea culpa suya que Marvel les haya contratado para el trabajo, pero es que el dibujo de Carnero es tan bonito, y las portadas son tan genéricas… Que casi da lástima. No creo que sea un cómic de los que te compras sin tener ni idea de que va. A no ser, claro, que decidas abrirlo por la primera página.

El guion

Pero bueno, dejemos de hablar de Carnero y Bonvillain (que bonito todo, por favor), y hablemos un poco del argumento. Carol Danvers ha vuelto a Nueva York, y los problemas le acompañan. La aparición del no-muy-feminista Hombre Nuclear atraerá a la Capitana a un lugar donde el tiempo pasa mucho más despacio que la realidad, y donde están atrapadas cientos de mujeres, sin posibilidad de escape.

Thompson da la sensación de estar recuperando, en este primer tramo, ese espíritu que vimos hace años en la Fuerza V, ese equipo de Vengadoras femeninas que arrasaban con todo y que nos dieron tantas alegrías. Eso sí, la guionista aquí se ha puesto seria, y ha sabido darle a la Capitana los niveles de epicidad que necesita: perfectamente equilibrado, como debería ser.

Además, otra de la ventaja de leer la serie en grapa es que se hace más evidente el tipo de estructura que usa Thompson en casa capitulo: acción, calma, acción con cliffhanger final. Ojo, no lo estoy criticando, pero es algo que destaca con la simple lectura mensual, y si a la guionista le funciona, pues adelante.

Conclusión

En resumidas cuentas, Capitana Marvel: Reentrada es una de las grapas Marvel a tener en cuenta mes a mes, con una Kelly Thompson correctísima, una Carmen Carnero en estado de gracia, y una Tamra Bonvillain esplendorosa. No me cansaré de repetirlo. Y todas y cada una de las veces será verdad.

 

¡Compártelo!
Capitana Marvel: Reentrada

Deja una respuesta