Hace un tiempo que estoy muy interesado en las penas de prisión y su objetivo (más ahora que estudió criminología). Cuanto más investigaba, más estaba de acuerdo con penas cortas y útiles para la rehabilitación, que en largas e incapacitadoras. Así que cuando vi Daredevil (la serie de Netflix) con la aparición de Punisher, vi representadas estas dos posiciones en estos personajes.

Siempre he estado del lado de Daredevil, del perdón. Pero también entiendo a Punisher, su sufrimiento y su manera de actuar es lo que cualquiera haría. Eso es lo que más miedo me da, de que si estuviera en su piel, seguramente me hubiera convertido en Punisher y no en Daredevil. Por eso cuando me encontré este cómic, no dude en pillarlo. Porque necesitaba decidir entre estos dos, entenderlos y contemplar el enfrentamiento definitivo.

Hell’s Kitchen está que arde. El crimen está por las nubes, la mafia controla casi todos los negocios, los ciudadanos se esconden en sus casas con miedo de salir y ser robados o asesinados. Los únicos que se atreven a luchar contra los culpables son Daredevil y Punisher. Pero encima, estos se encuentran en un enfrentamiento que les llevará al límite físico y mental.

Daredevil y Punisher tienen el mismo objetivo, acabar con el dominio de la mafia. Pero tienen diferentes soluciones. Esto les llevará a enfrentarse a lo largo de toda la ciudad, mientras Hammerhead envía secuaces sanguinarios para acabar con ellos y mantener su reinado del crimen. A todo esto, Punisher conocerá a una familia trabajadora que le recordará su pasado, y su humanidad olvidada.

Primero de todo, Daredevil vs Punisher: Means and Ends es una historia de Punisher. Hace que empaticemos con él y le entendamos, aunque no estemos de acuerdo con sus acciones. David Lapham logra crear una historia épica, y con un ritmo excelente. Con batallas épicas y sorprendentes para no aburrir a nadie. Pero también con momentos más pausados y dramáticos que romperán el corazón de más de uno (el final es desgarrador).

Lo mejor de todo es que no es necesario haber leído antes nada sobre estos personajes para disfrutar de la historia. A lo largo del cómic, nos explican las motivaciones de los dos y el origen de Punisher de una forma muy interesante y chocante. La única pega sería el uso del personaje de Chacal, que nos saca de esta crudeza tan real a veces, con un diseño de lagarto para recordarnos que lo que estamos leyendo es ficción.

David Lapham no solo logra hacer una historia increíble, también crea unas viñetas y dibujos perfectos para estos personajes. Lo más importante en este tipo de historia, son los enfrentamientos, y en Daredevil vs Punisher, hay unas batallas épicas y espectaculares. El dibujo, sucio, pero sencillo, logra hacerlas entretenidas y fáciles de entender, sin marear al lector.

Lapham logra que en Daredevil vs Punisher los colores y el juego de luz tengan una gran importancia. Son dos personajes tan diferentes que solo con verse saltan chispas. Los colores utilizados para cada uno y el tono de luz que tienen ayuda a enfatizar en esas diferencias.

Daredevil y Punisher han estado enfrentados desde tiempos inmemorables, hasta antes de su nacimiento. Estos dos personajes representan dos sistemas de penas muy influyentes en todo el mundo y sobre todo en USA. Daredevil es el perdón, la rehabilitación hecha persona, aunque seas el mayor criminal del mundo, cree en la justicia y en su posible inserción futura en la sociedad. Punisher es todo lo contrario. Es la pena de muerte andante, eliminara del mapa a cualquier criminal grave, con suerte le dejara vegetal toda su vida.

Últimamente estamos viendo como la población pide penas más largas e incapacitadoras, nos estamos volviendo más Punisher. Nos estamos olvidando de la rehabilitación, y como el castigo puede afectar no solo al criminal sino a su familia y comunidad. Hay personas que hasta piden la pena de muerte, una pena inhumana. Nos estamos olvidando de nuestro lado humano, del perdón, de las segundas oportunidades y la reinserción. Nos estamos olvidando de Daredevil.

Definitivamente, Daredevil vs Punisher: Means and Ends se ha convertido en una de mis historias favoritas de Marvel. Es una historia que no solo entretiene, sino que habla de temas muy interesantes, como la pena y el castigo. Además de que David Lapham entiende a estos dos personajes como nadie, enfrentándolos como nadie antes lo había hecho.

El dibujo y el ritmo harán las delicias de los fans de Daredevil y Punisher. Además de que es un gran cómic para iniciarse y conocer a estos personajes. Yo solo sabía que existían. Ahora estoy enamorado de estos dos, del demonio ciego y del castigador sin piedad.

“Daredevil vs Punisher: Means and Ends”, tapa blanda, 144 páginas de acción, del fantástico David Lapham, de la mítica Marvel, 10’20€.

¡Compártelo!
Daredevil vs Punisher: Means and Ends

Deja una respuesta