Volvemos con el 4º tomo de Demokratia, este manga diferente del que ya os hemos hablado anteriormente. Con la reseña de hoy llegamos al penúltimo de la colección. Estos 8 capítulos, son para mi gusto los mas flojos hasta el momento. No sé bien si porque se están guardando un giro de guión, porque el argumento no da para más, o porque el autor no ha sabido sacarle todo el jugo a esta parte de la historia. Pero bueno, voy a contaros un poco de que va sin largar más de lo debido.

El tema principal y que ya acariciaba un poco el tomo anterior, es el derecho que tienen las personas – en este caso, mayores – a abandonar este mundo. O lo que es lo mismo, la decisión de morir o vivir del ser humano. Y es que, nuestra androide Mai, tras conocer a un hombre mayor con pocas ganas de vivir duda si ayudarlo o no. Tal decisión genera debate entre varias personas debido a las diferentes maneras de pensar de la sociedad nipona. Además, tras todo esto reaparecen dos personajes que ponen las cosas muy difíciles para continuar el experimento de conseguir el “Humano definitivo”.

El dibujo sigue siendo bueno. Pero si os digo la verdad en esta obra dejo de lado el dibujo, paso rápido las viñetas sin texto y me centro en la historia. Sobretodo para darle continuidad a las discusiones profundas que podemos encontrar.

Trata un dialogo constante sobre la democracia y el uso de esta. Y por lo tanto como en las discusiones de la vida real, hay muchísimos puntos de vista dentro de un mismo tema. Esta es la parte esencial de la obra.

Demokratia 4, penúltimo tomo y con ganas de saber como finaliza en el quinto que os traeremos en las próximas semanas, así que estad atentos!

¡Compártelo!
Demokratia #4

Deja una respuesta