Inio Asano es uno de los mangakas más importantes de la actualidad. Obras como ‘Buenas noches Punpun’ o ‘Solanin’ avalan su trayectoria profesional, haciéndole un maestro en la exhibición de realismo y elementos fantásticos a partes iguales, que en cierta medida recuerda a lo que está haciendo Murakami con la literatura.

Buscando algo con lo que empezar el autor, y no queriendo meterme en una serie larga como ‘Oyasami Punpun’ con sus 13 volúmenes, el elegido fue ‘El barrio de la luz’. Cuatro relatos independientes, aparentemente inconexos, que cuentan las desventuras de quienes viven en el barrio homónimo, uno de los más luminosos y bonitos de Tokio, pero a la vez el más alto en cuanto al índice de suicidios.

Asano tiene una forma de narración peculiar. Los pensamientos de los personajes, en momentos de revelación, suelen ocupar todo el ancho de la página en una viñeta en negro. Esto, inevitablemente, genera un ritmo particular, que en ocasiones cuadra bastante bien con el tono de la historia, dando al lector una pausa para analizar los pensamientos del personaje, mientras que en otras rompe por completo con la acción dramática que se esté llevando a cabo y obliga a mantener la vista en esos mini párrafos en vez de bajarla para seguir observando la historia.

Y, es curioso como al principio del manga se me hacía pesada la lectura (probablemente también por estos cambios de ritmo), pero poco a poco me ha llevado, como un barco a la deriva, hasta la página final. No creo que sea un mal cómic, pero tampoco hace justicia a lo que se suele decir sobre Asano. Lo escribió entre 2004 y 2005, justo un año antes de su ya más aclamado ‘Solanin’, a tres todavía de que ‘Punpun’ viese la luz. Seguiremos en contacto.

Creo que nunca me lo había planteado, pero tal vez mangas como este deberían también llevar una nota del editor, como ocurre con los tomos Marvel, para que el  público pueda acercarse a la obra desde otra perspectiva. Rústica con sobrecubierta, 216 páginas, blanco y negro, 8’50€

¡Compártelo!
El Barrio de la luz

Deja una respuesta