El otro día os hablábamos de El rey de las polillas, el nuevo cómic de Grafito Editorial. Hoy hablamos con sus creadores, Ángel Abellán y Carlos Morote, sobre los procesos de creación de la obra, referentes y futuros proyectos.

¿Cómo surgió la idea de sacar una obra tan intimista como esta?

Ángel: Me apetecía mucho escribir una historia de amor que fuese un poco distinta, y entonces se me ocurrió: ¿por qué no mezclarla con una trama llena de acción y terror? Y tras mucho sopesar si la idea se me había ido de las manos, me tiré a la piscina. Y oye, no parece haber ido tan mal.

¿Os ha sido difícil plasmar en las viñetas esa idea tan abstracta como son los sentimientos y el amor?

Ángel: A pesar de que esta es una historia que se preocupa mucho del ritmo, también tuve muy en cuenta que los momentos íntimos debían ser naturales y simples. Que las miradas transmitieran. Que no solo contase lo que se dicen los personajes, sino también lo que no se dicen. Todas esas sutilezas en el guion no servirían de nada sin un dibujante que entendiese el cómic, pero Carlos, evidentemente, lo ha hecho perfectamente.

Carlos:  Bueno, es cierto que algunas veces ese tipo de viñetas tienen incluso más complicaciones que las de acción, pero una vez te metes en el guion y comprendes a los personajes, solo tienes que preocuparte de transmitir lo que tú ya has asimilado de ellos. Dicho así parece fácil, aunque no lo es.

De todas formas el guion de Ángel ayuda mucho, pues me describe muy bien lo que ocurre en cada escena.

el-rey-de-las-polillas-angel-abellan-carlos-morote-grafito-editorial-2

¿Creéis que la obra se puede utilizar como un pequeño toque de atención o una reflexión para aquellas parejas que están pasando por algún bache?

Ángel: Me gusta pensar que los lectores van a leer el cómic, van a pasar un buen rato y, si están sufriendo o han sufrido algo parecido a los personajes, van a sentirse un poco mejor. Creo que el arte tiene ese poder, mucho más importante que el de lanzar una moraleja o no.

Carlos: No sé si somos tan ambiciosos como para pensar que cambiará la perspectiva de alguien en cuanto a las relaciones de pareja. Me conformo con que pasen un buen rato leyendo el cómic y conecten con unos personajes que han pasado por situaciones por las que todos hemos pasado.

Salvo lo de que te persiga un monstruo rodeado de millones de polillas. En serio, espero que ningún lector haya pasado nunca por eso.

Ángel, ¿qué tal te has sentido con tu segunda obra larga? ¿Crees que este cómic guarda similitudes con Temporada de melocotones en cuanto a lo personal?

Ángel: Aunque pueda sonar extraño, definitivamente sí. Hay temas que se repiten porque no han dejado de interesarme ni preocuparme: lo difícil que lo tenemos nuestra generación para alcanzar un futuro estable. Creo que esto se ve representado en Tonya, como investigadora precaria, y en Ele, que tiene que pluriemplearse para poder ejercer como ilustradora.

el-rey-de-las-polillas-angel-abellan-carlos-morote-grafito-editorial-4

Carlos, esta es tu primera obra como dibujante en solitario. ¿Te ha sido más fácil o más difícil que trabajar colaborando con otros dibujantes?

Es cierto que tiene la dificultad de estar solo ante el peligro, de que todo el aspecto gráfico dependa exclusivamente de ti. Pero al mismo tiempo no tienes que amoldarte a un estilo gráfico que no es el tuyo, haces exactamente lo que te sale de adentro.

De todas formas tenía muy en cuenta las anotaciones y consejos que me daban los editores de Grafito y Ángel. Y cuando la cosa se atascaba mucho también pedía consejo a otros amigos dibujantes.

Tu primer trabajo fue Vesta, videojuego para Finalboss Games; ¿cuáles son las principales diferencias de dibujar para un videojuego o para un cómic?

Pues en ese caso ninguno, pues el trabajo fue estructurado exactamente como páginas de cómic. Lo único que tenía que tener en cuenta era separar los personajes del fondo para que tuvieran una ligera animación.

Luego el cómic fue impreso en una edición limitada del juego.

el-rey-de-las-polillas-angel-abellan-carlos-morote-grafito-editorial-1

¿Qué les diríais a los futuros lectores de El rey de las polillas para que se animasen a participar en la preventa?

Ángel: Que se lo van a pasar genial, eso por encima de todo. Y que puede que se encuentren con algo más que no se esperaban… Luego está el dibujo de Carlos, pero eso habla por sí mismo, así que no hace falta añadir nada más.

Carlos: Pues que me comprometo a ir a visitarles uno a uno para darles un abrazo de agradecimien… no, no voy a hacer eso, pero sí que tendrán mi agradecimiento eterno por apoyar a dos autores como nosotros que están dando sus primeros pasos. Y además se pueden llevar cosas muy chulas.

¿Tenéis algún nuevo proyecto en mente?

Ángel: Yo estoy trabajando en dos proyectos, uno junto a Luis Armand Villalba que espero que vea la luz en 2022, y otro repitiendo con Alba Flores, que aún está en proceso pero que está cogiendo una pinta espectacular.

Carlos: Pues ahora mismo no, estoy centrado terminando los dibujos que se están vendiendo en la preventa. Tengo varias cosas revoloteando pero están aún en el aire.

¿Cuáles son vuestros principales referentes?

Ángel: En el mundo del cómic siempre me he fijado en grandes narradores como Albert Monteys, al que llevo leyendo desde que era un niño. Miguel Ángel Giner y Cristina Durán han tenido una fuerte influencia en mí, porque me descubrieron hasta dónde podía llegar el cómic para tratar dramas reales y emocionantes. Y por supuesto, Paco Roca y su infinita cantidad de recursos narrativos.

Carlos: Pues el cómic que me hizo flipar y querer dedicarme a esto fue Blacksad. Incluso empecé haciendo mis primeras páginas en acuarela, así que es obvio que voy a decir que me gusta mucho lo que hace Juanjo Guarnido. También me declaro ferviente admirador de José Luis Munuera.

Por otro lado, también tengo la suerte de tener como compañeros de profesión y amigos a gente como Fernando Dagnino, Dani Acuña, Cafu, Juan Álvarez y Jorge G., Chema Lajarín o David Navarro, y siempre puedes aprender muchísimo de ellos.

El último cómic que habéis leído y os ha gustado

Ángel: Pues mira, me pilláis con un mega-regalo que me acaban de hacer: nada más y nada menos que la nueva edición, completa y en blanco y negro, de Akira. Menuda pasada.

Carlos: pues lo último que me he leído ha sido la adaptación de Bartleby de Munuera, Como peces en la red de Juan Álvarez (por segunda vez) y ahora me he puesto con El invierno del dibujante de Paco Roca, que le tenía ganas. Gente que está empezando en esto, vaya.

Y hasta aquí nuestra entrevista con Ángel Abellán y Carlos Morote, autores de El rey de las polillas. Recordad que tenéis disponible la preventa con regalos exclusivos desde la web de Grafito Editorial hasta el 31 de octubre. Como siempre, los cómics saldrán igualmente en librerías una vez finalizado el período, pero eso sí, sin todas las recompensas ya desbloqueadas y sin los packs exclusivos.

¡Compártelo!
Entrevista – El Rey de las Polillas

Deja una respuesta