¡Por fin los 90 están de moda! Ya era hora de dejar atrás los walkmans, los cardados y los Cazafantasmas, y dar paso por fin al discman, el chándal y a El club de la lucha. Un cambio generacional probablemente no tan fuerte como el que tuvieron años atrás, pero igualmente rompedor, sobre todo para la música: ¡ha llegado el mundo digital!

‘Heavy Vinyl’, de las autoras Carly Usdin, Nina Vakueva, Irene Flores y Rebecca Nalty para BOOM! Studios, nos devuelve a la época de nuestra infancia (a mi, en mi comunión, me regalaron un discman, toma ya) para demostrarnos que molaba mucho más de lo que recordábamos, y que en apenas veinte años hemos cambiado más de lo que pensábamos.

La trama

La historia gira en torno a Chris, una chica que acaba de empezar a trabajar en el Vinyl Destination, el mejor lugar que podía imaginar: una tienda de discos. Sus compañeras, cada una en su propio estilo, tratan de guiar a Chris en el descubrimiento de la música moderna, y su jefa es la más guay del mundo. Además, Maggie y ella… suelen hablar mucho. No está segura de lo que piensa ella, pero le mola un montón.

Esto sería un argumento a grandes rasgos, pero ¿de qué trata realmente ‘Heavy Vinyl’? Nos habla de una lucha constante, de una cruzada contra el patriarcado que termina llevándolas a constituir su propio grupo de actuación. No basta con las palabras y las buenas formas; a veces hacen falta puñetazos.

También nos habla del amor, de la relación que acaba de empezar (de momento, como amigas) entre Chris y Maggie, pero ¿acaso importa que las dos sean mujeres? El cómic se acerca a ellas de la misma forma que lo hubiese hecho cualquier otra obra con una relación heterosexual: con normalidad, con timidez, y con constantes decepciones y alegrías.

El dibujo

El dibujo de ‘Heavy Vinyl’ acompaña perfectamente a la historia, y es capaz de darle su propia personalidad a un estilo bastante manido. Las líneas tan finas sientan estupendamente a nuestras protagonistas, y el uso del color, vivo y vibrante, sabe destacar las escenas cuando es necesario, o quedarse en un segundo plano (maravilloso igualmente, cuando fijas la vista en él).

Por cierto, aunque en un primer momento se anunció que la serie iba a finalizar con estos cuatro números americanos, BOOM! Studios anunció no hace mucho que ya están trabajando en una secuela, ‘Heavy Vinyl: Y2K-O’, que llegará a las estanterías estadounidenses en marzo, así que Fandogamia, ¡esperamos el tomo pronto!

‘Heavy Vinyl’ te gustará si eres fan de la música, si te gusta el cuquismo, o (sobretodo), si eres de los 90. Un tomo, 112 páginas, 10 €.

¡Compártelo!
Heavy Vinyl

Deja una respuesta