En I.D. de Emma Ríos encontramos una profunda aproximación a algo inherente al ser humano, la identificación con nuestro propio cuerpo, que no deja de suponer un rasgo a deseo de la propia percepción para la identidad de la persona.

I.D. Emma Ríos 1

La motivación principal al elegir I.D. de entrada fue el título, me llamó la atención. Después descubrí que la autora de este trabajo era Emma Ríos, no había leído nada de ella, pero recordaba su nombre de los Premios Eisner, dónde ganó el premio a mejor portadista. Y por último, cuando leí la sinopsis del cómic me atrajo fuertemente.

Emma Ríos trabajó durante unos años en Marvel, hace unas semanas, a comienzos de septiembre una noticia de DC nos contaba que la autora participará en la Antología Batman: Black and White a partir del mes de diciembre.

I.D. Emma Ríos 2

I.D. de Emma Ríos es una historia muy corta sobre gente común, con complejos comunes o deseos comunes. Realmente el cómic muestra una situación. Lo hace presentando a los personajes, rápidamente pasamos por un pequeño nudo de la historia y al final una pincelada de la conclusión. Pero es el contenido de los dibujos y sobre todo, la lectura “entre líneas” lo que hace que la pequeña historia se transforme en gran historia.

Los personajes de esta historia, Noa, Charlotte y Miguel, son personajes que se sienten derrotados en sus vidas por culpa de su cuerpo que no responde a las emociones y sentimientos que experimentan. Cada uno de ellos por una razón.

Aunque Ríos nos propone una sesión de scifi sobre “cambiacuerpos”, asistimos a una profunda reflexión de hasta dónde está el ser humano dispuesto a llegar por la necesidad de sentirse en armonía con su cuerpo. Incluso sabiendo que a la delicada operación necesaria deja en la camilla al menos a un tercio de las personas que acceden.

I.D. Emma Ríos 3

En cuanto a la trama, Ríos no hace coincidir ni fuerza los encuentros y los pensamientos de los personajes, más bien hace discurrir el argumento del cómic de la forma más natural posible. Nos deja tantas preguntas por resolver…pero sólo nos está mostrando un episodio en la vida de éstas personas. No nos da soluciones, más bien nos plantea preguntas.

En cuanto a la ilustración, ¿Quién soy yo para juzgar? Pero he de decir, que el trazo y estilo me han gustado aunque no tanto la permanente escala de rojos y es que como todo, es cuestión de gustos y preferencias.

El estilo es algo ligero en trazos sin realzar demasiado la figura de cada personaje. Pero añade lo suficiente, y a veces más. Por ejemplo en las expresiones o en aquellos elementos que nos están definiendo a la persona, cómo una prenda de ropa. Pero cuando tenemos un primer plano o planos detalle observamos que el dibujo se vuelve muy realista y proporcionado.

Por otro lado, hay muchas páginas en las cuales las viñetas nos cuentan, casi nos hablan, y en ellas no encontramos ningún bocadillo o letra alguna. El poder crear esta sensación con el dibujo es algo que me ha gustado mucho.

De nuevo vuelve a poner en marcha el inconsciente. Vuelve a abrir preguntas y de pronto te ves haciendo un nuevo ejercicio metacognitivo sobre el argumento del cómic.

I.D. Emma Ríos 4

Concluyendo, puedo decir que he disfrutado leyendo el cómic por lo que sus sutiles pinceladas, nunca mejor dicho, han causado en mi yo interior.

Existen cómics con mucho color, mucho argumento y bien hilados que causan sensación en quién los lee. Este no es uno de esos, pero sin embargo no deja de ser un cómic que deja huella. Todo tiene cabida en el mundo del arte. Para mí tiene un significado, una intención y una finalidad (que no tienen porqué ser lo mismo) y eso es mucho.

El precio es 14 € y el cómic tiene una extensión de 80 páginas publicado por Astiberri.

¡Compártelo!
I.D. de Emma Ríos

Deja una respuesta