Toda la vida hemos estado engañados: realmente el Centinela de la Libertad era el Durmiente de la Opresión. Steve Rogers, algo pasó antes de ser congelado, la historia contada no es la real. El Capi se convirtió en algún momento de los años 40 fue programado como agente durmiente hasta el día de hoy.⠀

En este relato nos vamos a encontrar tantos datos, tantos flashbacks y tantas alteraciones del curso temporal, que vale la pena leerlo dos veces. Pero oye… ¡y aunque fueran tres! Hydra se hace con el poder y Steve, presidente de EE.UU., instala un gobierno fascista. Sin embargo, en alguna medida, muchos de los habitantes del país incluso mejoran su estilo de vida, aunque a un precio muy alto. En medio de todo esto, cómo no, un intento de invasión extraterrestre. Por último, una alianza entre héroes que tienen muy difícil doblegar al nuevo Steve Rogers, el Líder Supremo.⠀

En cuanto al guion, la introducción a la historia por parte de Rod Reis es la última pieza que faltaba para conectar las escenas del pasado del Rogers hydratado con el presente, para que su versión de la Historia fuera coherente. A partir de aquí, lo que consigue Nick Spencer es flipante. Ya desde la entrada, Steve, recogiendo el fruto de lo sembrado durante años en secreto, recibiendo el cargo de presidente, y desvelando su verdadera identidad a Sharon. Muy, muy bueno. El dibujo corre a cargo de Steve McNiven, espectacular. ⠀

12 cómics (0-10 + omega), 3,30 € cada uno.

¡Compártelo!
Imperio Secreto

Deja una respuesta