Hoy os traemos una breve reseña de La pequeña forastera, una historia fantástica de estética infantil, escrita e ilustrada por el talentoso mangaka Nagabe. Esta serie comenzó a publicarse en la revista Comic Blade de la editorial Mag Garden en 2015 y actualmente sigue serializándose en la Comic Garden, otra revista de esta misma editorial. En España, la historia llegó en 2017 gracias a ECC Ediciones, quien hasta la fecha ha publicado los primeros cinco tomos de la serie.

La pequeña forastera nos sitúa tiempo atrás en un mundo dividido en dos países: el país del interior, donde viven los humanos, y el país del exterior, donde viven los seres del exterior. Lo normal hubiera sido que estos dos mundos nunca se juntaran. Sin embargo, en el país del exterior, en una pequeña cabaña en medio del bosque, una niña humana, Shiva, y un ser oscuro, el Doctor, mantienen un fuerte vínculo afectivo aunque condicionado por una maldición. Si el Doctor toca a la pequeña, esta se convertirá en un ser abominable, en un ser del exterior.

la pequeña forastera
⠀⠀⠀
A partir de esta premisa, Nagabe nos presenta una historia triste, melancolica, misteriosa pero positiva. Ya desde el principio La pequeña forastera nos transmite un mensaje verdaderamente importante: “las apariencias engañan”. Y es precisamente este mensaje el que causa cierta intriga, el que nos anima a leer y a querer saber más sobre la maldición del Doctor. Sobre cómo estos dos seres, aparentemente tan diferentes, acabaron uniendo sus destinos, y sobre cuál será el futuro que los depara.

Para ello, Nagabe emplea un dibujo oscuro, aboceteado, en el que el contraste entre el blanco y el negro y los diferentes tipos de trazos tienen una función vital; diferenciar los ambientes y personajes según pertenezcan al país del interior o al país del exterior. Sin necesidad de grandes virtuosismos – pues tanto el monstruo como la niña llegan a aparecer esbozados – Nagabe nos presenta los distintos espacios y personajes de forma clara y, ayudándose del guion, consigue que nos sintamos identificados con la pequeña y su protector.

¡Compártelo!
La pequeña forastera

Deja una respuesta