Hoy vamos con un personaje de Valiant, Livewire, que ha ido cogiendo peso poco a poco, hasta el punto de tener una serie propia que nos trae Medusa Comics.

Pero para poneros en situación, hablaremos un poco de Livewire, que no es su nombre real, sino que como toda superheroína tiene un nombre propio más personal que no tanta gente conoce, y en este caso es Amanda McKee.

Nuestra Amanda es una psiot, que para la gente que conozca el universo Valiant no le será nueva esta palabra pero para la que no este muy metido decirle que es una de las personas con poderes que un día se le despertaron en su interior, con todo lo que ello conlleva.

En este caso, ella es tecnópata, lo cual quiere decir que tiene acceso a todo el mundo digital que nos rodea y como podéis imaginar, hoy en día, no es poco. Genial, no?

Esta historia comienza justo después de Harbinger Wars 2, donde Livewire produce un apagón en todo EE.UU para ayudar a los suyos y que sin ser su intención causa numerosas muertes por todo el país, momento en el que se tiene que dar a la fuga porque se convierte en una de las personas más buscadas del país.

Las primeras 4 grapas de estas 8, se hacen un poco tediosas, donde vemos a Amanda McKee intentar ayudar al resto de psiots que considera su familia, pero tras lo acontecido anteriormente no le resulta fácil tras haber perdido su confianza.

Es capturada, escapa, y así un par de ocasiones, con luchas un tanto descafeinadas y sobretodo repetitivas para acabar con un resultado que todos nos esperamos antes incluso de que comenzaran las tollinas.

A partir del número 5, es donde empieza el segundo arco argumental en el que Livewire continúa con la idea de ayudar a los psiots. See centra en una niña pequeña, Phoebe. Que ha sido engañada para ser internada en un centro llamada PSEP (Programa de Seguridad y Educación Psiot) y que sus padres la buscan desesperadamente.

Aquí ya se observa una trama un poco más interesante aunque no demasiado enrevesada, en la que este PSEP es lo más parecido a la Fundación Harbinger de Toyo Harada, pero ya sin él al mando tras su muerte.

Pues bien, tratará de conseguir información y de ayudar a Phoebe y a todos los niños psiots que allí se encuentran, con unas cuantas peleas de por medio con una de las responsables del centro de la que veremos si puede librarse o no.

Recordar que Livewire formaba parte de esa primera Fundación Harbinger, siendo mano derecha de Toyo Harada. Se reveló tras ver los verdaderos planes de su director Harada, y que podéis ampliar un poco más en la reseña de “Harbingers: Edición de lujo 1”.

Guión de Vita Ayala, del que diría que es sencillo y en puntos un tanto aburrido y repetitivo. Puede que tras las Harbinger Wars 2 hayan querido dar un poco de pausa, pero no por ello se tiene que perder ese casi siempre interesante guión que caracteriza las series de Valiant.

Bajo mi humilde opinión, lo que se cuenta en estos dos arcos, bien se podría haber reducido y así haberlo hecho más ameno.

En cuanto al dibujo, prefiero a Kano, me parece más realista en cuanto a posturas de personajes y con expresiones que hablan por si solas.

De las splash page, que son muchas, no me parecen dignas de destacar pero sí decir que en ocasiones son abusivas y repetitivas.

Por ser justos, lo que si que quiero reseñar son los angulos de las viñetas, muy diversos y con mucha imaginación, tanto de Kano, como de Raúl Allén.

En definitiva, historia no demasiado interesante y seguramente no muy relevante en cuanto al futuro del Universo Valiant se refiere, y que siendo sinceros solo recomendaría a los fans de este universo, para que no pierdan el hilo y para los que tienen a Livewire como uno de sus personajes favoritas.

Livewire 1-8, precio de cada grapa 2,50€.

¡Compártelo!
Livewire 1-8

Deja una respuesta