Marvelitas, Lobezno… ha muerto. No preguntéis cómo, ni por qué. Realmente, no tendríais ni por qué saberlo. Pero bueno, que ya no está. Que no hay Lobezno que valga, leche (si a alguien le interesase mucho, muchísimo, tenéis recogida La muerte de Lobezno en un 100% Marvel de Panini, pero vamos, para empezar el tomo que nos ocupa, repetimos, no hace ninguna falta). El Arma X ya no existe… si no fuese por Laura Kinney. Y así es como arranca Lobezna: Cuatro Hermanas.

¿QUIÉN ES LOBEZNA?

La clon número 23 del Lobezno original ha pasado por muchas fases desde que apareció por primera vez en el capítulo 11 de la serie televisiva X-men: Evolution. Tampoco estamos aquí para hacer un resumen de su cronología ni para explicar quien es o de donde viene (Bamf tiene un video genial que os dejamos aquí donde teneis resumida toda su historia), pero no está de más poner en valor como se han ido creando una serie de personajes femeninos muy interesantes desde principios de los 2000 a los que la aceptación entre el público ha demostrado que las mujeres también pueden ser heroinas, más allá de lo que suponía ser Sue Storm en los 60.

Así pues, Laura pasa a formar parte de esa nueva tanda de supers que reciben el testigo de su homólogo masculino, como ya había ocurrido con Capitana Marvel, o como sucedería años después con Ojo de Halcón, en mayor o en menor medida. Así pues, ahora que el original no existe, Laura se convierte forzosamente en el nuevo Wolverine, adaptando los poderes y el manto… aunque poco más.

Nuestra protagonista no es una sanguinaria “anti-heroina” que descuartice a sus enemigos por el bien común, ni es un “animal” auto-obligado a comportarse como un ser humano normal. Sí, su instinto le dice que debe hacerlo, y más de una vez tendrán que pararle los pies antes de que haga algo de lo que luego se arrepienta… pero ella no es Logan. Laura se esfuerza en ser diferente, en demostrar que no todo se arregla a lo bruto, y que las garras no sirven solo para destripar enemigos.

TOM TAYLOR

Lobezna: Cuatro Hermanas incluye los 6 primeros números de All-New Wolverine, escrita por Tom Taylor y dibujada por el español David López. El cómic nos acerca a la vida de Laura en un momento complicado, todavía indecisa sobre que hacer con el legado que le ha tocado, cuando descubre que las cuatro hermanas la acechan. Tratando de investigar su paradero, Lobezna se encontrará con villanos clásicos y con tres chicas que suponen echar la vista atrás hacia el pasado del que tanto quiere huir.

Si hay algo que caracteriza a Tom Taylor es el respeto hacia los personajes con los que trabaja. A la hora de trabajar en personajes de largo recorrido (me acabo de dar cuenta de que es el primer cómic que reseñamos suyo, lo que supone una gran decepción personal) como ocurre con su Amistoso Spider-man, o con la saga Injustice al completo.

Se nota que conoce a Lobezno, y que comparte las inquietudes de la nueva portadora. Este primer arco nos ayuda a empatizar con Laura a través de su relación con otros personajes (otro de los puntos fuertes de Taylor), y es capaz de darnos lo que queremos y cuando lo queremos. Pero eso sí, de una forma innovadora que nos sorprenda, aunque sea momentáneo. ¿Y qué se consigue con esto? Captar toda nuestra atención, desde la primera hasta la última página.

EL DIBUJO

En cuanto a David López, el dibujante de series míticas como la Catwoman de Brubaker o la Capitana Marvel de DeConnick, demuestra aquí una vez más su buen hacer y su sentido del ritmo, haciendo sorprendentes no solamente las escenas con mayor acción, sino especialmente las pausadas, de diálogos, que tal bien se le dan a Taylor. Como tan pocas veces pasa, simbiosis perfecta entre escritor y dibujante. Tampoco podemos dejar de lado a David Navarrot, encargado de los fondos y demás, ni a Nathan Fairbairn y el color que aporta a la historia. De diez.

En resumen, Lobezna: Cuatro Hermanas es un buen tomo para introducirse en el personaje sin que importa mucho que sepas que Logan ha muerto (y en las más actual etapa del universo marvelita ya está vivo otra vez, así que tranquilo), pero para que te permitas adentrarte un poco más en el mundo de X-23. Puede ser que vinieses por Lobezno, pero te quedarás en la serie por Laura Kinney.

¡Compártelo!
Lobezna: Cuatro hermanas

Deja una respuesta