En marzo de 2018 Benjamin Percy se sentó delante de un micrófono, se ajustó los cascos a las orejas, y preparo los folios delante de la mesa. A la señal, empezó a leer: “There’s a thousand ways to die in Alaska: drown, freeze, get hoofed by a moose, fall down a mine shaft...”. Era el comienzo de Wolverine: The long night, un podcast de diez capítulos (a razón de dos por semana) en el que Percy  nos relataba una historia de misterios, asesinatos, investigaciones… y Lobezno. Y, de esa misma forma, empieza Lobezno: La larga noche.

Comics y radio

Una vez finalizada su emisión, y debido al éxito que había cosechado, Marvel le ofreció adaptar el relato a su versión en cómic en cinco entregas. Así fue como llego a nuestras manos La larga noche, una historia completamente alejada de lo que solemos ver del personaje, y que Panini Comics nos trajo en tres grapas bimestrales. El podcast ya ha tenido su segunda temporada, The lost trail, estrenada en verano de este mismo año y de la que aún se desconoce si tendrá adaptación al cómic (aunque por aquí ya lo damos por sentado después del nivel de la primera obra).

No es la primera vez que el género del cómic llega a las ondas radiofónicas; los seriales de los años 40 con los que Batman y Superman empezaron a llenar las casas estadounidenses, y antes aún La Sombra, o The Green Hornet ya habían invadido la radio. El resurgimiento del medio con la llegada de los podcast y la selección a la carta han permitido no solo el aumento de medios especializados que se dedican a analizar y divulgar el mundo del cómic; también las experiencias artísticas y la recuperación de estos “seriales” que tan felices hicieron a los niños de su época, y que tantas buenas historias pueden ofrecernos hoy en día.

La trama

Un par de agentes del FBI llegan a Alaska siguiendo las pistas de unas misteriosas muertes a manos de un ser monstruoso, que destripa a las víctimas y huye de la escena del crimen. En el pueblo afirman que se trata de un oso, mientras que todos tratan de guardar el secreto: un mutante con garras de adamántium se esconde en una cabaña del bosque…

Cómic formato noir/detectivesco en el que (como suele ser habitual en estos casos), nada es lo que parece. Logan es el principal sospechoso de atacar a los habitantes de un tranquilo pueblo pesquero, pero ni tan solo ellos están libres de toda culpa. No vamos a contaros el final (porque arruinaría un poco la gracia), pero es una historia muy bien hilada, cerrada y autocontenida que se agradece haya llegado a territorio español en formato grapa en vez de tirar por un 100% Marvel, que hubiese sido lo lógico años atrás.

El guion

En cuanto al guion, Percy ha sabido desarrollarse bien al adaptar la historia; en ningún momento flaquea ni se nota que estamos leyendo algo creado originalmente para otro medio. Los giros están bien colocados al final de cada capítulo (y eso que originalmente, en el programa de radio, eran el doble). La historia avanza lenta, pero segura, y al cerrar el último cómic, tienes la sensación de que no habría podido ser ni más ni menos; tiene la medida exacta.

El dibujo

Respecto al dibujo de Takara, no consigue solo ser correcto, sino que aporta algo de originalidad a un estilo tan manido. Sin embargo, lo que más destaca es el uso del color, para nada característico del noir; tonos vivos que contrastan con los negros, morados que resaltan los fondos, o tonos azules de los que no estamos acostumbrados a ver en una noche cerrada. Sin ninguna duda, el color es uno de los grandes atractivos de la serie, algo que ya habíamos visto en algunas de sus otras colecciones (la Lobezna de Tom Taylor, o el Flash de Buccellato y Manapul), pero que venía dado por el tono “juvenil” de las obras. Aquí nos cuenta una historia cruda, violenta, y consigue que funcione igual (o mejor).

Conclusión

En resumidas cuentas, un cómic original, diferente y atrevido, con pocas entregas, ideal para leer algo alejado de los típicos cómics superhéroicos, pero al mismo tiempo también de los noir. Además, valido tanto para amantes del personaje, como para aquellos que lo conozcan tan solo de su paso por las películas. Tres grapas, la primera a 2’95 y las otras dos a 4 euros, de Panini Comics.

¡Compártelo!
Lobezno: La larga noche

Deja una respuesta