¡No tengo ni idea sobre Skrulls!

Pero nada. Ni un poco. Nunca me he metido en el pozo que deben de ser las series cósmicas clásicas de los Vengadores, ni en los 4 Fantásticos, e Invasión Secreta siempre me ha producido tremenda pereza solo de ver la lista de tie-ins que se han de leer, así que realmente nunca he leído demasiado sobre estas gentes verdes con barbilla prominente. Con esto intento decir que, si estáis en las mismas que yo respecto a la historia de los Skrull, no os preocupéis que no os hace falta mucho para leer Los Skrull: Unidad Familiar, de Robbie Thompson y Niko Henrichon.

Pa’ les que quieran un poquito de sinopsis: Los Skrull nos habla de la situación de una familia de (sorpresa) Skrulls infiltrada en la Tierra, formada por padre, madre y dos (antes tres) hijas, y de cómo han de interpretar a la clásica familia norteamericana mientras, al mismo tiempo, recaban información que pueda ser de utilidad para que el Imperio Skrull invada la Tierra.

Los Skrull pertenece a un subgénero de cómics de superheroes que me gusta mucho, y se trata de “Historias de Supers que no son de Supers”. Me turboflipa que un equipo creativo utilice un setting y unos personajes propios del pijameo para después hablar de, qué se yo, pagar el alquiler o ir a terapia (leerse la Hulka de Mariko Tamaki, por cierto). Pero dentro de que este tipo de historias me suelen encantar, Los Skrull: Unidad Familiar está bien pero gñññ

Dentro de la familia Warren, el personaje más interesante sin duda es, al menos durante el inicio de la miniserie, la hija menor. Ya desde el inicio vemos cómo es la skrull más cercana a una actitud y forma de pensar humana, y que le cuesta verle el sentido a que su familia tenga que pasar por tanta tragedia para ayudar a un Imperio que, sinceramente, a esta chavala se la sopla. Y al leerme el número uno pensé que la historia tiraría por aquí, creando quizás en esta chica un puente entre los humano y los skrull de la familia Warren. Peeeero no. Y no voy a soltar ningún spoiler concreto, pero me gustaría hablar del problema que tengo con los Warren.

Veréis, la movida es que me cuesta un rato largo empatizar con, literalmente, asesinos en masa. Y la serie toma esto como una cosa normalísima mientras te ponen escenas dramáticas de cena familiar en la que el padre y la madre discuten y tal, pero es que no hace ni cuatro páginas estaban MATANDO A MUCHÍSIMA PEÑA. Y no a gente horrible precisamente, a guardias de seguridad, científicos y recepcionistas. Desde el número 1 se nos presenta a un cazador de Skrull, cuyo diseño está obviamente dirigido a que lo reconozcas como el malo de la historia, pero yo no he visto a este señor matar a mogollón de civiles. Y ojo, que unos personajes maten a un buen puñado de civiles no hace automáticamente que no pueda preocuparme por ellos, pero sin duda si el drama que me presentas es “la niña nos ha salió poco psicópata, jo qué mal” pues, y me reitero, gñññ

¿Y sabéis qué? ¡Me ha gustado Los Skrull: Unidad Familiar! Este tema de asesinos despiadados lo llevo un poco regu, pero tampoco es que me mate el tebeo, la verdad es que el guión de Thompson se fuma en seguida y va muy a lo que va, que se agradece siendo sólo de 5 numeritos, y el dibujo de Niko Henrichon ha sido sin duda lo que más me ha gustado, que puedas diferenciar a cinco Skrulls (cuatro de ellas mujeres) sólo por la cara y no por el pelo o la ropa está fetén. Por cierto, que casi se me olvida, la historia de esta familia se continúa en el one-shot El camino hacia Imperio, echadle un ojo que dibuja Mattia de Iuilis, y vaya maquinón.

meet-the-skrulls

Oye echadle un ojo a esto si podéis, se lee en un suspiro, entra fresquito y a otra cosa. Sobretodo si lo tenéis disponible en vuestra biblioteca, vuestro sinlimitao o vuestra librería amiga. Sólo desearía que se hubieran centrado en el Teen Drama en vez de tirar a una historia de espias, porque estoy bastante seguro de que entonces me habría flipado.

Los Skrulls: Unidad Familiar publica Panini, en una rústica bien apañada de 112 páginas, a 12€.

¡Compártelo!
Los Skrull: Unidad Familiar

Deja una respuesta