Nunca me ha gustado la arquitectura. Jamás he sabido diferenciar entre lo barroco y lo rococó, entre una bóveda de arista o una de cañón, la arquitectura moderna o la de vanguardia. Tampoco me han gustado nunca las biografías; suelen recrearse en momentos específicos de una vida ajena que muy pocas veces termina haciendo justicia de quien realmente se está hablando.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Con todos estos puntos, Mies no parecía un cómic hecho para mí. La historia de uno de los padres de la arquitectura moderna, Mies Van der Rohe, mezclada con elementos históricos y salpimentada con toques personales sobre el propio autor. Y sin embargo, no lo pude evitar.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
No lo pude evitar porque ya conocía el trabajo de Agustín Ferrer y sabia que, muy probablemente, me iba a gustar. Si lo que buscáis es un resumen general, Mies es un gran cómic. A pesar de estar contado a través de una serie de flashbacks que fragmentan el tiempo de la acción, en ningún momento da la sensación de estar leyendo la vida de nadie. Más que una biografía, parece una vida de ficción. Además, el dibujo de Agustín remarca el estilo que ya había consagrado con ‘Cazador de sonrisas’ o ‘Arde Cuba’ y mejora, añade, perfila y retoca para dejar una obra redonda. Destacar, además, el uso de una narración ágil y sin frenos que te lleva del tirón desde que abres el tomo hasta que lo cierras con su última página.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Sigue sin gustarme la arquitectura. Sin embargo, termino este cómic con la sensación de que ahora sí que me interesa Van der Rohe. Y para mí eso ya es todo un logro. Tapa dura, 176 páginas, a todo (y que maravilloso) color, 25 euros

¡Compártelo!
Mies

Deja una respuesta