Motor Girl es una de esas series en las que, al leer la sinopsis, frunces el ceño sin querer. Aunque te atrae, hay demasiado batiburrillo de ideas. Sin embargo, le das una oportunidad porque Terry Moore es mucho Terry Moore. Y empiezas a leer, y cómo te atrapa, el jodido. Una historia, más o menos sencilla, de una chica aislada en un desguace con un gorila gigante como mejor amigo, extraterrestres verdes simpáticos y malos malísimos que quieren el terreno del desguace porque… Bueno, para algo lo querrán. Qué más da, si son los malos.

Y la historia, los diálogos y el dibujo te va llevando de la mano a una historia que, uff, te engancha. Y lo bien que lo hace. Un impresionante ejercicio de cómo hacer un buen cómic con una historia que parece, más que creada de la nada, que siempre haya estado ahí, y que Terry Moore simplemente se haya limitado a contártela para que sepas lo que ocurrió. Brillante.

Rústica, un poco cutre en cuanto a la encuadernación (parece que se vaya a desmontar de un momento a otro, da miedo abrirlo de más). Precio: 17’50€

#reseña #hablemosdecomics#motorgirl #terrymoore

¡Compártelo!
Motor Girl

Deja una respuesta