Breaking News

MURENA 1

Preparaos para ver violencia, venganza y desnudos en la Antigua Roma. No me refiero a la serie de HBO Spartacus, sino al cómic de Murena. Guionizado por Jean Dufaux e ilustrado magistralmente por Philippe Delaby, la historia nos presenta a un joven Nerón que se ve abocado a llevar la ilustre toga púrpura por las intrigas de su madre.

En esta primera entrega, se nos presenta a un Nerón dividido entre las arriesgadas ambiciones de su madre y sus deseos de ser un reconocido poeta. Su padre adoptivo, el emperador Claudio, parece decidido a repudiar a Agripina, su madre, y reconocer a su primer hijo, Británico, como sucesor. Sin embargo, Claudio no cuenta con la tenacidad de Agripina, un mujer que hará todo lo que esté en su mano para alcanzar el poder.

A pesar de que la trama gira entorno a Nerón, el cómic está bautizado con el nombre de Lucio Murena, hijo de Lolia, la amante del emperador Claudio. En un principio, Murena destaca por haberle salvado la vida a Nerón en una pelea callejera. Esto le granjea acceso a su círculo social y se deja entrever que la relación entre ambos será el eje central de la trama.

Tanto Nerón como Murena comparten muchas similitudes, tantas que al final parecen dos caras de la misma moneda. Ambos son jóvenes patricios descendientes de familias ilustres, huérfanos de padre y conectados al emperador Claudio a través de sus madres. Los dos comienzan siendo inocentes e ingenuos hasta que sienten el peso de cumplir las expectativas que se les han fijado. A pesar de ser amigos cercanos, los eventos que van sucediendo los acabarán separando irremediablemente.

A lo largo del cómic, aparecen una serie de personajes secundarios que atraen la atención del lector: el gladiador nubio que se niega a pedir clemencia, la esclava andrógina Acté que consigue atrapar la atención de los protagonistas, el filósofo Séneca que ejercerá como preceptor del futuro emperador… Todos ellos jugarán a su manera un papel relevante en el desarrollo de la historia.

El personaje que más me ha interesado es el de Agripina, la emperatriz. Una mujer de carácter implacable que representa a la perfección el dicho de que el fin justifica los medios. En contra de su  contexto y su condición, se niega rotundamente a ser dominada por los hombres de su vida. Sabe usar las armas a su alcance para seducir y someter a los que garantizarán su ascenso al poder. Además, no teme cometer actos deshonrosos o crueles porque confía en llegar a la meta victoriosa.

El único punto que me desagrada respecto a su caracterización son esas cejas arqueadas que Delaby le ha dado. Entiendo que le quiere dar un aspecto pérfido y engreído, pero no puedo dejar de pensar en que le dan un aspecto de drag queen.

¡Yo! Porque yo seré el poder, mientras que él será su imagen visible. Necesitáis una imagen de hombre. Así sea, la tendréis. Pero será mi sexo el que triunfe

Otro punto a destacar de esta obra es el rigor con el que el dibujante reproduce el esplendor del imperio romano. Me ha sorprendido gratamente el nivel de detalles ambientales que se han añadido a la historia. Algunos de estos detalles son las inscripciones en las paredes de las calles, el lictor que acompaña al emperador cargando con su fascis o el simposio romano. Conseguido gracias a un trabajo de investigación previo que además queda patente al final de cada tomo donde añade un glosario y una sección de fuentes.

Por mi parte, me gustaría recalcar que este es el primer cómic histórico que he leído y me ha sorprendido por su calidad. No solo de dibujo, que como se puede apreciar es un trabajazo, sino en el desarrollo de la historia y su guion. Estoy segura de que hoy día se habrán publicado obras similares inspiradas en Murena y que hayan conseguido superarla. Sin embargo, considero que se merece un lugar en el podio de cómics históricos.

Aunque os aviso de que esta saga lleva desde 1997 en funcionamiento, lo que puede echar para atrás a más de uno. Recuerdo comprar el ciclo I, que comprende los cuatro primeros tomos de la serie, para luego averiguar que su dibujante,  Philippe Delaby, había fallecido. Esto dejaba la serie colgando y a la espera de un suplente, lo que postergaba la publicación del ciclo II y III. Para mi alivio y el de otros muchos fans, Planeta Cómic ha publicado los dos primeros ciclos este mismo año.

Desde luego, yo me he quedado con ganas de leer las próximas entregas y descubrir cómo se sigue desarrollando la trama. Solo espero que se publiquen antes de la próxima pandemia.

¡Compártelo!

Check Also

SEMILLAS

Semillas de Ann Nocenti y David Aja,  la idea de un futuro distópico cercano. Desde …

Deja una respuesta