Al fin se han atrevido. Planeta Comic, la filial del grupo editorial homónimo, ha lanzado en España una revista estilo “jump” japonesa: Planeta Manga. Una recopilación de historias (conclusivas, o por capítulos) de autores de habla hispana realizadas exclusivamente para esta publicación. En una época en la que los cómics se están convirtiendo cada vez más en productos de lujo, 300 páginas a casi 5 euros supone un golpe en la mesa difícil de encajar.

No tienen ni las mismas características, ni el mismo público objetivo, y difícilmente alguien que acaba de entrar al mundillo por haber visto la última los Vengadores en el cine (para nada criticable, claro está) iba a comprar esta publicación. Lo mismo ocurre con un chaval que tenga una paga mensual de veinte euros; ¿preferirá una grapa de su superhéroe favorito, o un tomo de 300 páginas con todo tipo de historias? Esto SI es una forma de acercar a la gente a la lectura, y no lo que están haciendo las “grandes” exprimiendo sus licencias. Pero bueno, ese es un tema aparte.

Planeta Manga

¿Qué nos vamos a encontrar en Planeta Manga? Historias de todo tipo, de todas las demografías japonesas (al contrario de lo que ocurre en el país nipón, donde la Shonen Jump, por poner un ejemplo, publica solamente shonen). De esta forma, podemos encontrarnos desde guerreras con poderes místicos, a estudiantes de secundaria con problemas sociales o niños traumatizados. ¿Es una mala estrategia? De nuevo, creo que desde Planeta han sido valientes ofreciéndonos tanta variedad. A mi, como lector, no creo que pudiese interesarme un drama adolescente en Secundaria, pero incluirlo en este tomo implica que me lo tengo que leer. Y, al final, 30 páginas no me suponen un esfuerzo similar al de tener que probar con un tomo autoconclusivo del género. El formato me permite leer, probar, descubrir tipos de historias.

Planeta Manga

Planeta ya lo había intentado en el 2009 con B’s Log, y Glenat había hecho lo propio con su Robot, pero tras 4 y 3 números (respectivamente), terminaron cancelándose. No creo que fuese un problema de público objetivo, sino más bien de planteamiento inicial. Ahora, con Planeta Manga el punto de partida es diferente: historias hechas por y para la revista. Sin más.

Tenemos 6 historias abiertas, que se supone que continuarán en los siguientes números de la revista, como Gryphoon, de Luis Montes, Alter Ego, de Ana C. Sánchez, Good Game!, de Blanca Mira y Kaoru Okino, Shion, de Alba Cardona, Aron-Fire, de Álvaro Jaudenes, La historia del manga, de Marc Bernabé y Marian Company; y 8 historias cortas cerradas: Marchitado Lionel, de Marta Salmons; Soulmate, de Lorena Calderón; Polaris, de Judit Mallol; La bruja, de Santi Casas; Examen, de Ken Niimura; Midori Boshi, de Akira Pantsu; Neko Girl, de Ana Oncina; y Hearts Piece, de Numoris. Además, en sus páginas finales encontraremos un artículo de los youtubers Ilu y Kalathras, y unas fichas de autor acompañadas de ilustraciones.

Planeta Manga

Sin entrar en ningún tipo de calificativo, creo que todas las obras tienen el nivel suficiente como para decir que son de calidad. Otra cosa pueden ser los gustos personales, o la afinidad por la historia, pero insisto en que no puedo decir que ninguna de ellas sea mala. Y es algo que parece una tontería, pero enfrentarnos a recopilatorios de este tipo lleva irremediablemente a odiosas comparaciones. Aunque, como he explicado anteriormente, y puede que debido a la gran cantidad de géneros y temáticas que se abordan, no ocurre de ninguna forma en Planeta Manga.

Planeta Manga

Y creo que eso es todo. Simplemente, me gustaría animar a todo el mundo a que apoye la iniciativa. Bien no hayas leído manga en tu vida, bien estés acostumbrado a leer lo más mainstream, bien leas los capítulos semanales de tu serie favorita directamente en japonés. Planeta Manga es para ti.

¡Compártelo!
Planeta Manga

Deja una respuesta