Breaking News

Preferencias del sistema

Preferencias del Sistema es una obra que se publicó aquí en España en el 2020 de la mano de Ponent Mon. Del autor Ugo Bienvenu, alguien totalmente fuera de mi radar hasta que descubrí esta obra,

Robots, naves espaciales, ambientación futurista y cyberpunk. Podríamos decir que soy un fan redomado de la ciencia ficción, no solo en el mundo del cine, sino también en la literatura y, por supuesto, en el comic.

La ciencia ficción ofrece un “algo” que otros géneros no tienen la capacidad de transmitir. Camuflado en un ambiente de tecnología casi mágica, este género se convierte en un reflejo de la sociedad actual, exagerando y retorciendo todo aquello con lo que vivimos día a día y plasmándolo de forma que apenas nos resulte reconocible, pero en el fondo, algo nos dice que detrás de esa pátina de neon y cromo, se encuentra la verdad de nuestra realidad. Y esto nos lleva a la obra de la vengo a hablar: Preferencias del Sistema.

Un buen día, haciendo mi vista reglamentaria a mi tienda de comics, me encuentro con un tebeo con un robot en la portada, sosteniendo a un bebé. Enseguida me llama la atención, empiezo a ojearlo y decido que debe venirse conmigo a casa. La obra se ambienta en una Francia en el futuro cercano, donde la sociedad está globalizada y conectada por las redes e internet. Se genera tal cantidad de información que ya no hay espacio suficiente para almacenarlo todo en la “nube”. Frente a este problema, se nos plantea el siguiente dilema: ¿Qué vale la pena conservar, y qué se debe de eliminar?

La historia comienza con un funeral, al cual asistimos con los protagonistas de la obra: Yves y Emy Mathon y Mikki, un robot doméstico y que nos resultará familiar si hemos visto alguna vez Star Wars. Tras el funeral, que resulta ser el del padre de Yves, descubrimos que Mikki lleva en su vientre al bebé de los Mathon. Inmediatamente después nos trasladamos al lugar de trabajo de este protagonista: una especie de Agencia que controla un servidor gigante (algo así como la “nube”) donde se almacena una cantidad ingente de información. Desde poemas hasta películas y videos de Youtube archivados en “dosieres”. Es aquí cuando descubrimos que Yves es un Agente que se dedica a gestionar el servidor.

Tras retirar uno de estos dosieres del almacén, Yves lo lleva ante sus superiores, quienes deben decidir si el dosier se conserva o se elimina definitivamente para hacer espacio a nuevas entradas. Dicho dosier se trata de la película “2001: Odisea del espacio”, que, tras consultar los índices de visualización, estos “jueces” deciden proceder a su eliminación pese a la negativa de Yves. Es aquí donde la trama empieza a complicarse, pues vemos que nuestro protagonista decide actuar por su cuenta y conservar el archivo, ignorando la orden de sus superiores. ¿Y dónde conservarlo mejor que en un robot humanoide? Exacto, ese es el papel de Mikki, hacer de disco duro andante donde guardar los dosieres sentenciados a muerte (además de gestar a la propia hija de Yves).

Pronto descubrimos que este comportamiento de Yves no es nuevo, sino que lleva salvaguardando archivos ya un tiempo, lo cual parece causar algo de fricción en la relación con su esposa Emy, que no parece muy convencida de esas acciones que pueden resultar peligrosas y arriesgadas. Mientras se desarrolla la historia vamos conociendo también a qué se dedica Emy, que parece ser una especie de editora de video encargada de retocar, o eliminar las partes que no resulten “apropiadas”. Entre tanto, descubrimos que se está llevando a cabo una investigación dentro de la agencia de Yves con el objetivo de identificar a un agente que está guardando archivos de forma irregular.

Llegamos a la mitad de la obra y es entonces cuando sucede un evento que cambia la dinámica del tebeo y a su protagonista. A partir de aquí, la atención cae únicamente en Isy, Mikki y su relación.

En cuanto al dibujo, el arte que se nos presenta en la obra es sin duda interesante. Las viñetas llaman la atención por un dibujo fino, limpio y muy digital que intenta aproximarse al foto-realismo. No obstante, pese al detalle y la complejidad, la impresión final que genera es de sencillez. Esto se debe principalmente al coloreado, gracias al tratamiento de colores planos que utiliza.

En cuanto a la paleta de colores, podemos destacar dos configuraciones que se aplican en dos tipos de escenarios principales. Cuando nos encontramos en un ambiente urbano, destacan los colores grises y marrones con pequeños repuntes de colores gracias a los vestidos y trajes futuristas de las personas que van apareciendo, mientras que cuando la acción se desplaza al entorno rural, el verde cobra todo el protagonismo. Esta dualidad se presenta en varias ocasiones a lo largo del cómic y se utiliza como recurso para contrastar los dos ambientes. También se podría destacar la paleta de colores utilizada durante los “juicios” de los dosieres, momentos en los que el rojo se vuelve el color predominante.

Respecto a la narrativa gráfica, si bien las viñetas pecan de estaticidad debido al realismo del dibujo, la lectura es ágil y con una composición de página sencilla. Se ha optado la gran mayoría de ocasiones por la estructura de 2-columnas x 3-viñetas y con un par de “splash pages” que enfatizan ciertos momentos de la historia y dan al lector un momento para reducir el ritmo de lectura.

También podríamos destacar el hecho de que el autor, en ocasiones, hace un amago de romper la cuarta pared, generando situaciones en las que los personajes parecen interactuar directamente con el lector. No obstante, como punto algo negativo, si podría achacársele alguna elipsis temporal demasiado grande en algún cambio de página, lo que provoca que en alguna contada ocasión revisemos a ver si nos hemos saltado algo al pasar la página.

En la obra (como en cualquier obra de ciencia ficción que se precie) se tratan temas que podríamos considerar polémicos y que tenemos muy presentes, aunque quizá en menor medida, en nuestra sociedad hoy en día. El mas evidente de ellos es la conservación de nuestra historia, o lo que conocemos como “memoria histórica”. En este cómic, es un sistema de reputación basado en las consultas y visualizaciones (popularidad) de los dosieres el que decide qué vale la pena conservar y que debe ser eliminado. Y lo elige independientemente de su importancia y relevancia históricas o su papel en el desarrollo de la civilización humana, y pone de manifiesto como mediante el olvido un régimen puede alterar los hechos históricos a su favor.

Subyacente a este tema, encontramos muchos otros como la censura, la necesidad imperiosa de ser “políticamente correcto” y contentar a todo el mundo, y, el que mueve toda la obra, el legado. Es este último el que nos da esa tenue luz de esperanza en esta sociedad que se nos muestra, pues mientras haya personas decididas a transmitir el conocimiento sin filtros y sin censura, podremos avanzar hacia un futuro mejor como sociedad.

Desde mi punto de vista nos encontramos ante un imprescindible para todos aquellos amantes de la ciencia ficción. O simplemente para aquellos que quieran disfrutar de un buen comic que en el que se traten todos estos temas que he mencionado previamente. Una historia auto-conclusiva, de unas 160 páginas y que se lee relativamente rápido, pero que sin lugar a dudas deja un buen poso y nos invita a la relectura para poder seguir exprimiendo el mensaje que nos quiere transmitir.

¡Compártelo!

Check Also

SLAM DUNK – EL PODER DEL BALONCESTO

“Creo que alguien debería explicarles a los niños que es normal cometer errores. Así es …

Deja una respuesta