Existen miles de maneras de que una obra se acerque al mundo de la guerra: del bando de la victoria, de los derrotados, de los pueblos oprimidos, de las miserias y tragedias. Dramas colectivos, donde el sufrimiento común es el que mueve los sentimientos, y horrores privados, solitarios, de los que encogen el alma y hace empatizar hasta las piedras. Sordo, de David Muñoz y Rayco Pulido, no es ninguno de ellos.

Por que, aunque nos lo vendan como un cómic ambientado tras la guerra civil, en una época en la que los maquis trataban de llamar la atención internacional en busca de una liberación que nunca llegaría, poco tiene que jugar este contexto en la historia tan personal que nos está contando.

Sordo

Ojo, que eso no significa que sea un mal cómic, sino que recomiendo acercarse a él desde una perspectiva distinta a la del cómic histórico; trata de un drama personal, de la lucha de un hombre que no tiene ningún lugar al que ir, y que además, sufre un miedo constante, cada vez mayor, cada vez más peligroso.

Anselmo, junto con un grupo de maquis perdedores de la guerra civil, se dispone a detonar un puente cuando algo sale mal y la explosión se produce antes de tiempo. Cuando se recupera del golpe, Anselmo se da cuenta de que ha perdido su capacidad de oír, por lo que se verá obligado a ocultarse en el monte con el agravante de no saber cuando o de donde se acercan las amenazas.

El estilo

Comic por completo en blanco y negro (sin escala de grises) muy logrado, con una narración sencilla que te permite leerlo muy rápidamente, no solo por las estructuras de las páginas, sino también por la escasez de diálogos, algo bastante evidente debido al problema que padece nuestro propio Anselmo.

Como he dicho anteriormente, Sordo está enmarcado dentro de un contexto, pero el mensaje final del cómic poco o nada tiene que ver con esto. Nos habla sobre el miedo, la impotencia, la desesperación de un hombre que lucha con todo lo que tiene durante más tiempo del que debería, y que, de alguna forma u otra, le impulsa a una locura irremediable.

Todo ello, llevando a esa página en blanco, un punto y final en la historia que maravillosamente transforma los últimos compases de la misma en un auténtico ejercicio narrativo. No solo saben cerrar la historia, sino que lo hacen de la mejor manera posible.

Nueva edición

Sordo fue publicado en el 2008 de la mano de Ediciones De Ponent, pero esta vez ha sido recuperado en un nuevo formato por Astiberri Ediciones en su colección Sillón Orejero. Muy interesantes los extras finales, mostrándonos páginas de guion, bocetos, previsualizaciones del resultado final, o incluso portada alternativa. Además, esta nueva edición tiene dos páginas adicionales, que los autores realizaron para redondear la obra. Los autores del cómic son David Muñoz (El Espinazo del DiabloLa posesión de Emma Evans) y Rayco Pulido (Final FelizSin títuloLamia).

En resumen, una obra muy, muy interesante para los amantes del género español y que le gusten las deconstrucciones de personajes, utilizando una evolución lógica a través de un drama personal. Además, dibujazo de Rayco Pulido, con una narrativa muy cinematográfica que te lleva rápidamente desde la primera hasta la última página.

¡Compártelo!
Sordo

Deja una respuesta