Breaking News

Suplex City

Este cómic llegó un poco de rebote a mis manos, con la excusa de….venga, de pequeño eras taewkondista, seguro que te gusta…y si bien es cierto que no lo abrí con las mismas ganas que otro, he de decir, que Suplex City, este cómic de lucha libre, me ha sorprendido gratamente, y más adelante os explico porqué.

 

Pero primero aprovecharé para daros un poco la turra sobre mi. Con 7 años empecé a hacer taekwondo, después de descartar el fútbol por distancia y disponibilidad de mis padres para llevarme a los entrenamientos y partidos. Así que me decanté por el taekwondo, y desde el primer día me enamoré de él. Y no tanto por el deporte en sí mismo, sino por valores como la integridad, cortesía, autocontrol y perseverancia, entre otros, que hacen a este deporte tan valioso.

A pesar de que sí que entiendo de taewkondo, no tengo ni la más remota idea de lucha libre. Lo poco que pude ver en televisión, donde para mi lo mejor no eran los luchadores, sino los comentaristas. Pero aun así, me lancé a por el cómic. Y aunque no soy de esos que leen mucho de golpe y que les gusta dosificar, me entretuvo tanto que no pude dejar la mitad para el día siguiente.

 

El argumento de Suplex City es sencillo pero adictivo, ya que la lucha libre es solo el telón de fondo de una pequeña historia de amor/desamor, las ganas de una chica de ser luchadora, combates entre las personas, no solo de los personajes que interpretan y una muestra de la sociedad actual con un vocabulario “tope de guay, tronco”. Además de unos sketches muy divertidos entre medias.

Hay varios personajes en la obra, pero a mi modo de ver, ninguno de ellos tiene el suficiente peso como para llamarlo protagonista. Pero a su vez todos tienen un peso importante en la obra.

Por un lado tenemos a un los adolescentes que estan locos por la lucha libre y que la viven con pasión desmedida. De esa pasión saldrá una luchadora novata de la que nadie sabe su identidad y que puede dar mucha guerra. Por otro lado estan los luchadores, a los que además de los combates, se profundiza en su vida personal. Sobre todo en uno de ellos, el cual tiene una relación con otra luchadora, pero no pasan por su mejor momento por culpa de otro compañero de profesión. Parafraseando a una de las chicas del cómic, “Salseo del bueno”.

En estos tres números que contiene Suplex City, veremos evolucionar la historia de estos personajes, tanto del fanatismo de esos fans como la historia de amor complicada entre esos tres luchadores. Pero no solo eso, sino que entre esas historias, el autor nos cuela unos sketches de diferentes temas, muy divertidos y que llenan todavía más el medido de humor de la obra.

El guión de la obra esta muy llevado. La presentación de los personajes es perfecta y en pocas viñetas conocemos tanto a ellos como sus intereses. La trama es sencilla pero te engancha desde el principio por lo bien creados que estan tanto los personajes como la ambientación. Y a partir de ahí ya solo queda disfrutar de lo que su autor Juan Rodriguez, o como aparece en la portada del cómic, Johnny “The Brain” Morales, ha logrado hacer.

El Dibujo también corre a cargo de Johnny, y en un primer vistazo se observa que va de la mano del humor que contiene la obra. Y aunque a algunas personas puede que no les capté la atención, desde aquí decir que el dibujo funciona muy bien con el estilo del cómic.

Dibujo sencillo, de lineas claras y sin mucho detalle de fondo, lo que da más protagonismo a los personajes y a sus historias. La narración es muy clara y en ningún momento tienes la sensación de perderte. Además, intercala muy bien sketches divertidos entre las historias, para hacer un paréntesis entre ellas. Otro cómic que me ha venido a la cabeza al leer este, es Un Tipo Duro, de Jeff Lemire, donde aquí también el deporte es un telón de fondo para contar una historia detrás.

En conclusión, un cómic que vale mucho la pena. Trata temas a pie de calle, pero desde el punto de vista de la lucha libre y los entresijos que en ella se imagina su autor Juan Rodriguez.

Suplex City, 90 páginas de lucha libre, golpes, amores y desamores…un poco de todo, de un tal Johnny “The Brain” Morales (Juan Rodriguez), publicado por Cósmica Editorial, 12 euros.

¡Compártelo!

Check Also

SLAM DUNK – EL PODER DEL BALONCESTO

“Creo que alguien debería explicarles a los niños que es normal cometer errores. Así es …

Deja una respuesta