Breaking News

The Avant-Guards

Llegas tu primer día a la Universidad. No, espera, espera. Llegas tu primer día a la Universidad después de pedir un traslado, por lo que todo el mundo ya es amigo de todo el mundo. ¿Puedes imaginarte lo que es eso?

Espera, no sé si es suficiente. Vamos a añadir un toque más. Tu último año en la otra universidad no fue nada, nada bien. Tenías amigas, tu propio equipo de baloncesto, y os ibais a comer el mundo. Ahora, ya no hay nada de eso. Solo tú, tu maleta, y un buen puñado de inseguridades. Genial para arrancar en un sitio nuevo.the-avant-guards-fandogamia-3

Charlie Bravo es una estudiante de intercambio que acaba de llegar a la Universidad Georgia O’Keeffe de Artes e Interpretación. Todavía con las cajas por deshacer, y con el nuevo curso avanzando a marchas forzosas, Charlie acude a la Feria de actividades para encontrar una afiliación que le interese (ya sabéis, esas cosas que hacen los americanos), cuando un balón de básquet llega rodando a sus pies. Llega desde el stand de The Avant-Guards, donde Liv, la entusiasta capitana, intentará por todos los medios que sea la quinta y última integrante necesaria para formar el equipo… sin éxito, claro está.

A partir de ese momento, empezará un tira y afloja entre las integrantes del equipo y Charlie, que trata de no repetir las malas experiencias que arruinaron su anterior vida universitaria. Su único problema (a parte de la insistencia de Liv) es que, como cualquier otra persona… tan solo quiere formar parte de algo.

the-avant-guards-fandogamia-1

La serie corre a cargo de Carly Usdin, quien ya nos enamoró con su Heavy Vinyl (también disponible en España gracias a Fandogamia). Uno de los puntos fuertes es que no encontrarás ni un solo personaje hetero-normativo y, sin embargo, esto no constituye ninguna de las tramas del cómic. Las protagonistas de The Avant-Guards son personas, independientemente de a quien quieran, que religión profesen o el sexo con el que se identifiquen. Su mayor preocupación es ser capaces de formar un equipo de baloncesto y competir en una liga con jugadoras de otras universidades.

Este primer tomo de The Avant-Guards (de tres que será en total) nos situa a los personajes, sus motivaciones, y avanzan lo que ocurrirá con el equipo de básquet. Vale, vale, puede que haya drama romántico, pero seamos sinceros: el cómic transcurre DURANTE la universidad. Evidentemente que íbamos a tener drama romántico, la decepción sería si no encontrásemos un poco de salseo. Sin embargo, como decía antes, el conflicto no arranca a partir de ningún tipo de dilema sobre la orientación sexual de nadie, sino que cada cual ya sabe quien es, y todo el mundo lo acepta sin más.

Y un apunte final sobre la historia: el tema del cómic NO es que la Universidad de Georgia forma su propio equipo de básquet femenino. La amistad, la comprensión, la sorodidad, el trabajo en equipo, la deportividad, la asertividad… The Avant-Guards es, probablemente, el cómic que leería tu cuñado y se quejaría de que exista la inclusión.

the-avant-guards-fandogamia-2

El dibujo de Noah Hayes no puede enamorar más. La artista no solo consigue crear personaje icónicos (y fácilmente identificables), sino que consigue transmitir una ternura con cada expresión, escenario o nuevo personaje. Además, configura una división de viñetas que no solo hace que el cómic se lea como un cohete, sino que además consigue crear composiciones tan interesantes como la del balón de básquet, un poco más arriba en esta reseña.

¿Es The Avant-Guards para ti? Si te gustan los cómics con la sorodidad por las nubes, inclusivos y con una buena dosis de cuquismo, definitivamente SÍ. Si, además, eres fan del básquet, no sé a que estás esperando. Y si, como nosotros, no puedes dejar de leer la línea BOOM! de Fandogamia (Heavy Vinyl, Slam!, Giant Days…), ya puedes ir corriendo a tu librería de confianza.

The Avant-Guards, un cómic de Carly Usdin, Noah Hayes y Rebecca Nalty, publicado por Fandogamia en tapa blanda, por 10€.

¡Compártelo!

Check Also

SLAM DUNK – EL PODER DEL BALONCESTO

“Creo que alguien debería explicarles a los niños que es normal cometer errores. Así es …

Deja una respuesta