Breaking News

The Promised Neverland

Hace ya cuatro años del lanzamiento en España del primer tomo de The Promised Neverland. Ya ha llovido desde que Norma Editorial decidiera sacar al mercado español este manga que tanto éxito estaba consiguiendo en la Shonen Jump. Así que para conmemorar la obra y a la vez dar por cerrada la serie de reseñas que iniciamos en su día, aquí tenéis este artículo.

Aviso, es casi imposible que no hayan spoilers, así que ten cuidado si tu intención no es otra que adentrarte en este cómic de la forma más virgen posible. Probad con esta reseña del comienzo de la historia.

El cómic cuenta con varias partes bien diferenciadas, siendo tres las principales y en las que se puede diseccionar la obra. La primera de ellas se desarrolla en el orfanato Grace Field House, donde los tres protagonistas Emma, Norman y Ray descubren que el orfanato en el que viven no es lo que creen, sino que se trata de una Granja de humanos. Averiguan que solo son comida, criados para dar de comer a una especia de demonios. En esa primera parte comienza una investigación, con muchos altibajos donde tratarán de conseguir información para poder escapar de ese lugar en el que solo les espera la muerte.

La segunda de esas tres partes de las que consta el cómic, es ya una vez en el exterior de la granja, saliendo a un mundo desconocido y del que no tienen ni idea. Como guía solo tendrán al comienzo, los libros de un tal W. Minerva para poder guiarse en esa zona tan inexplorada para ellos. Poco a poco irán descubriendo formas de viajar y conociendo seres que les prestarán una ayuda inestimable para poder continuar con su destino e intentar conseguir su proposito de viajar al mundo de los humanos. Porque sí, no os lo he dicho, pero gracias a los libros de Minerva intuyen que ellos se encuentran en el mundo de los demonios, desconociendo todavía el porqué.

En esta etapa averigüarán mucha información acerca de los demonios, que les será útil, como por ejemplo que los demonios tienen esa forma humana gracias a su alimento basado en humanos. Motivo que les obliga a basar su alimentación en niños, para poder mantener esa forma humana y ese raciocinio que podrían perder si variaran su dieta. Este hecho será importante en un futuro.

Quiero hacer un pequeño parentesis llegados a este punto, ya que no quiero tampoco desvelar aquí la última parte de The Promised Neverland. Este artículo no trata tanto de desmenuzar el cómic de arriba a abajo, sino de mostrar una imagen general con algunos detalles particulares de la obra. Y dicho esto vamos con la tercera de las partes. Aquí tenemos un acto final, donde pondrán a prueba todo lo aprendido y planeado para intentar conseguir esa ansiada entrada al mundo de los humanos. Será como una lucha final de un videojuego, como si de un “Boss” se tratara, pero desde un punto de vista mucho más ideal y de color de rosa.

Bajo mi punto de vista, hay una parte más allá de la tercera, pero no la remarcaría como parte principal de la obra. Sino como si se trata de un epílogo en una novela, donde al final de la misma, te da un poco más de información que va más allá del final de la historia, pero que en mi humilde opinión es innecesaria y la desmerece un poco. Pero, ¿quién dijo que escribir un buen final fuera sencillo?

Una vez descritas esas tres (o cuatro) partes, vamos a hablar de los personajes. Tanto los tres principales en The Promised Neverland, Emma, Ray y Norman están muy bien construidos, todos ellos tienen un gran trabajo detrás por parte de Kaiu Shirai que se plasma muy bien en la obra. A lo largo del cómic se ve una evolución en estos personajes, y se observa el cambio en unos más que en otros, y eso lo hace bastante creíble y se asemeja mucho a la vida real. Más allá de estos tres personajes principales, los protagonistas indiscutibles, hay otros con un peso importante. Unos con más desarrollo que otros, siendo esto normal en personajes no tan esenciales en la obra.

Pero (sí, también hay peros) hay puntos que se vuelven muy definitorios en la historia de Promised Neverland que bajo mi humilde opinión desmerecen el trabajo hecho de manera previa. Porque no, no me gusta que los personajes revivan sin más, con una vaga explicación y sobre todo no me gusta que personajes considerados como villanos y antagonistas, de repente, depongan su actitud de malvados para darle la vuelta 360º.

Esto facilita mucho la tarea del autor, para poder solucionar problemas que había creado y que parecían imposibles de arreglar, pero por otro lado convierte la historía en inverosímil desde el punto de vista del lector. Otro aspecto en cuanto a lo negativo en cuanto a ese punto de vista del lector que hablábamos antes es que el tipo de narrador que utilizar la obra es un tanto extraño. Durante casi toda la obra es un narrador omnisciente, pero en ocasiones se le prohibe de información al lector que sí que saben los personajes, algo que no me ha gustado en absoluto.

Por otro lado y después de esta crítica a algunos puntos de la obra, toca ver sus partes fuertes, como lo es la originalidad de la historia. Lo alegórico en la obra es muy relevante, ya sea desde la primera Granja con los niños que viven en ellas, hasta la familia de demonios Nobles que gobiernan ese mundo. Además de eso, Kaiu Shirai trabaja muchos temas en los que los lectores se pueden ver identificados. La empatía con los demonios y la asertividad que demuestra tanto Emma como algún que otro niño en diferentes momentos de la obra.

El odio y las guerras, es otro tema que va de la mano a lo largo de The Promised Neverland, algo que por desgracia estamos viviendo estos días con la invasión de Rusia a Ucrania. Todos estos puntos hacen que el cómic sea interesante de analizar y de poder debatir. El final de la obra y supongo que es lo que Kaiur Shirai tenía la intención de remarcar es la bondad, la buena voluntad y la generosidad sin límites, mensaje final para una obra que tiene un final redondo. ¿Demasiado redondo tal vez?

En el guión de Kaiu Shirai, obliga a durante toda la obra intercalar flashbacks para poder entender a la perfección la historia, y aquí Posuka Demizu lo hace muy bien, remarcando lo que son momentos pasados con actuales. Para el momento actual y que esta ocurriendo en el presente, se utiliza un fondo blanco, que obviamente es el que prevalece durante casi todo el cómic. Pero cuando introduce algún tiempo pasado, lo hace con un fondo negro y que desde el principio se diferencia a la perfección y ayuda a no liarse entre tanto viaje atrás y adelante que en otras obras puede confundir.

En cuanto a la edición, The Promised Neverland viene a ser la típica de las ediciones de manga en España, en la que me gustaría remarcar algo interesante y que no había visto en otras colecciones. Y no es otra cosa que acertijos y comentarios que “esconden” en las solapas de todos los números y que sirven para que te estrujes más la cabeza en busca de porqués y respuestas. Entre capítulos también podemos ver historias cortas, la mayoría de veces sobre personajes secundarios que pueden resultar divertidas. Aunque debo confesar que muchas de ellas las he pasado por alto por el ansia de continuar la historia cuanto antes. Norma Editorial incluyó dos cajas de pequeño tamaño donde poner todos los mangas, ademdás de un pequeño tomo con entrevista al autor y cositas de interés para los amantes de esta saga.

Para ya ir cerrando y como valoración final, puedo decir que Promised Neverland es una obra original e interesante en cuanto a la presentación y puesta en escena de la historia, con un desarrollo adictivo pero con un final demasiado idílico e inverosímil a mi modo de ver. A pesar de este final, el recorrido se disfruta mucho y la recomiendo para la gente que esté harta de leer siempre el mismo tipo de historias, este cómic sí que es diferente. Aquí tenéis el enlace a la colección completa.

¡Compártelo!

Check Also

RETRO MANGA: Dororon Enma-kun

INTRODUCCIÓN Lo cierto es que, a la hora de redactar esta reseña, fueron dos los …

Deja una respuesta